Uso correcto de los contratos de confianza y manejo - Revista Contamos

Uso correcto de los contratos de confianza y manejo

Los trabajadores que laboran bajo el contrato de “confianza y manejo” son aquellos que desempeñan cargos con cierto rango de responsabilidad o mando. Jerárquicamente se ubican en puestos administrativos y generalmente tienen personal a su cargo.

El Ministerio de Trabajo ha hecho énfasis en los empleos que requieren de un alto grado de confianza y por lo cual necesitan de un contrato especial, sin embargo, no hay que confundir el término y aprovecharse para pedir favores extras o no reconocer sus prestaciones legales.

En el concepto 159402 publicado por MinTrabajo, se manifiesta que las profesiones que desempeñen cargos como gerentes, administradores o funciones de dirección tendrán vínculos con la junta directiva y asumirán las responsabilidades acordes, es decir, si algún jefe o empleador necesita información urgente o privilegiada de aquellos que gozan de contrato de confianza y manejo, deberán recibirla en el mayor tiempo posible o en su defecto, ayudar con su gestión para agilizar los procesos.

TE PUEDE INTERESAR: EMPLEO EN COLOMBIA PARA EL AÑO 2021

A su vez, el MinTrabajo señaló que dependiendo la necesidad de cada empresa se podrá establecer qué cargos pueden tener estos contratos. Por ejemplo, si la empresa ofrece servicios de transporte o conducción, puede que los conductores asociados deban tener un contrato de confianza y manejo por su responsabilidad en el uso de herramientas o por tratarse de un cargo con alto nivel de compromiso.

Tal como lo afirmó la Jurisprudencia de la Corte Suprema de Justicia: “aunque un conductor en el caso concreto, generalmente no tiene facultades de mando, coordinación y cierto poder de decisión, se deben considerar las funciones que cumple dentro de la empresa y el nombre del cargo que el empleador le ha dado, para efectos de determinar si se trata de un trabajador de dirección, confianza y manejo.”

Para que el contrato sea efectivo, el empleador y el empleado deben estar de acuerdo. En caso de que el empleado ascienda dentro de la compañía, se deberá renovar el contrato e informar sobre el nuevo procedimiento y responsabilidad que conlleva su nuevo oficio.