Arriba
Contáctanos

Modificaciones en la Ley 1819 del 2016

28 junio, 2018

Ley 1819 del 2016

Desde hace algún tiempo en el Estatuto Tributario se han venido realizando algunas modificaciones en las normas y reglamentos que contienen, una de ellas fueron los cambios en la Ley 1819 del 2016. Dichas modificaciones buscan determinar las bases fiscales también definir cuáles serán las excepciones que no afectarían los valores que están incluidos en las declaraciones tributarias, teniendo en cuenta las cifras de los estados financieros bajos las NIF.

 

A esta ley se le dio por nombre “Las Normas de Información Financiera y el Libro Tributario – efectos prácticos” debido a que la ética y moral deben ser representadas  según lo establecido en el nuevo artículo 772-1 introducido en la Ley 1819 y el Decreto 1998 del 2017.

 

Te puede interesar: Cambios en materia de inventarios con la Ley 1819 de 2016

 

Oscar Hernando Torres Mendoza, analizó la aplicación de las NIF en 2015 y 2016 en esta nueva modificación. A continuación te contamos lo que el experto afirmó en su escrito para la Revista Internacional Legis de Contabilidad y Auditoría:

 

“El inicio de la aplicación de las NIF en 2015 y 2016, para efectos de preparación y presentación de la información financiera de las personas jurídicas y naturales obligadas a llevar contabilidad, generó un cambio drástico, frente a la cultura ancestral arraigada en nuestro país, según la cual, los registros y libros contables principalmente se preparaban con el fin de soportar las cifras a incluir en las declaraciones tributarias, más que, con el fin de mostrar la realidad económica de los entes respectivos. Es decir, la mencionada realidad, era imposible de reflejarse en la presentación de los estados financieros, cuando las normas contables entraban en contravía con los aspectos regulados en las normas tributarias.

 

Al haberse adoptado en nuestro país el marco regulatorio de las NIF, para efectos de presentación de estados financieros, sin que las normas tributarias regulen en forma alguna la información que estos deben contener, se está alcanzando el objetivo que persiguen las NIF de que la información financiera atienda la realidad económica de la entidad que informa.

 

Como consecuencia de ello y con la promulgación de la reforma tributaria (Ley 1819 del 2016) se confirma que la información base de preparación de las cifras tributarias, en algunos casos, no se puede tomar directamente de los saldos y transacciones medidos siguiendo las NIF, sino siguiendo los preceptos del Estatuto Tributario (ET). No obstante, en algunos casos el ET no contiene reglas independientes de las normas contables, sino que remite a ellas a la hora de requerir la presentación tributaria de una transacción o saldo específico.

 

Con la reforma tributaria indicada en el párrafo anterior se derogó el período de transición de 4 años que el mismo legislador había establecido en el artículo 165 de la Ley 1607 del 2012, con el objetivo de que todas las remisiones contenidas en las normas tributarias a las normas contables se entenderán hechas al marco contable vigente antes de la obligatoriedad de aplicar el nuevo marco de NIF. A cambio de ello, en la reforma tributaria se definieron casos en los que las normas tributarias aceptarán como reglas de medición lo establecido en las NIF, describiendo, simultáneamente, excepciones a dichas reglas generales de reconocimiento. Con el fin de establecer un camino para documentar la forma de reportar las diferencias entre los saldos y transacciones determinados bajo NIF y los mismos a reconocer para efectos fiscales, la reforma tributaria de 2016 adicionó el artículo 772-1 del ET denominado “Conciliación Fiscal”.

 

Tomando en cuenta el nuevo marco regulatorio antes descrito, el Gobierno colombiano, en el Decreto 1998 del 30 de noviembre del 2017, establece las formas de reportar las diferencias que se presentan entre los montos que se van a reflejar en las declaraciones de impuestos y los valores de los libros contables preparados bajo las NIF. Una de ellas, que podría ser más aplicable para aquellas entidades que tengan un volumen importante de diferencias entre los saldos determinados bajo NIF y los montos fiscales, es la del denominado “Sistema de Control de Detalle” de diferencias y la otra forma la de “conciliación” de las diferencias que se presenten entre las NIF y las disposiciones del ET. Por ello, en el presente ejercicio se presentan casos simulados de aplicación de transacciones tipo, que no solo servirán a quienes utilicen la preparación del sistema de control de diferencias, sino también para quienes solo estén obligados a preparar el reporte de conciliación fiscal de que trata el Decreto 1998 del 2017, cuyo formato para este período fue establecido por la Resolución 73 del 2017 de la DIAN.

 

Será muy importante dar manejo adecuado de estas diferencias dado que seguramente los detalles y soportes serán requeridos por las autoridades de impuestos en sus procesos de fiscalización y porque el incumplir la obligación del sistema de control o de conciliación puede generar sanciones por “irregularidad en la contabilidad”.

 

Finalmente, se le informa al lector que las referencias al Decreto Reglamentario 1998 del 2017 deben entenderse realizadas a la parte 7 del libro 1 del DUR 1625 del 2017, comprendida por los artículos 1.7.1 a 1.7.6 del mencionado DUR, la cual fue sustituida por el Decreto 1998 del 2017.”

Compártelo:
FORGOT PASSWORD ?
Lost your password? Please enter your username or email address. You will receive a link to create a new password via email.
We do not share your personal details with anyone.