La confianza es el motor de todo equipo - Revista Contamos
confianza

La confianza es el motor de todo equipo

La confianza es la piedra angular en toda organización, y el principio de un buen liderazgo. No hay un líder que se precie de serlo y que no delegue en su equipo las responsabilidades que le competen cada rol. Y en muchos casos, impulsando a cada integrante a llegar más lejos de lo que sus límites lo permiten. Seguro es esa la diferencia entre un jefe y un líder.

Dentro de un equipo de trabajo, la confianza es a la vez factor de cohesión y motor de autonomía. Un trabajador será y se sentirá más útil en la medida en la que le sean delegadas tareas que le representen retos, y se le entreguen las herramientas para resolverlos. A su vez, todo el equipo apuntará hacia un mismo objetivo toda vez que se sienta valorado por el mérito de sus propios capacidades.

TE PUEDE INTERESAR: 5 CLAVES DE LA INTELIGENCIA EMOCIONAL PARA LÍDERES EMPRENDEDORES

Sin embargo, un buen líder querrá verificar que sus propias decisiones son las adecuadas. Acompañar a sus colegas en momentos cruciales, o comprobar que las pequeñas tareas del día están bien encaminadas son recursos esenciales para el éxito. La confianza no significa desconexión. Sin embargo, esto dista enormemente de mantenerse en un estado de sobreprotección, en el que ningún empleado puede tomar una decisión sin antes consultarla.

En lugar de favorecer, lo que se logra es la formación de trabajadores mediocres. Se ejecuta sólo lo que se pidió, en el sentido más estricto.

¿Cómo incrementar la confianza en el trabajo?

Un equipo de trabajo que confía en sus habilidades es un equipo empoderado y determinado al éxito. Sin embargo, la confianza debe ganarse y preservarse. Para ello se deben generar los espacios que permitan la conversación y que alimenten el intercambio. Para ello recomendamos:

  • Generar la cultura del feedback: es importante terminar con el paradigma del líder intocable. Esto implica escuchar, reconocer y reparar.
  • Demostrar con el ejemplo: la mejor fuente de inspiración para un equipo de trabajo es su propio líder. En contraste, nadie se sentirá en la capacidad de hacer algo que su propio jefe no hará.
  • Un trato justo para todos: esto implica tratar a todos los trabajadores de la misma manera, tener la misma disposición para ayudarlos y, sobre todo, no tener favoritos.
  • Cumplir con promesas y compromisos: independientemente del espacio laboral, nadie tiene confianza en alguien que no cumple su palabra.
  • El éxito lo logran todos: en temas de liderazgo, es fácil caer en la autosuficiencia. Sin embargo, el éxito no lo logra una sola persona sino todo el equipo que trabajó detrás de la idea. Por lo tanto, es clave reconocer el esfuerzo de todos.

Tags:
,