revisor fiscal

¿Revisor fiscal puede asesorar y coadministrar?

El revisor fiscal es aquel profesional que se encarga de los actos contables, administrativos y comerciales de una compañía. Las responsabilidades de un revisor fiscal se basan en la ética y la neutralidad con la que atiende los procesos financieros. 

Dentro de las funciones que realiza el revisor fiscal, una de las más importantes es asegurarse de que las operaciones que se celebren dentro de la empresa se cumplan. Además deberá ajustar las prescripciones de los estatutos en las decisiones de la asamblea general y de la junta directiva.

Cuando se presenta algún caso en el que se cometen anomalías en la gestión administrativa de una empresa. El revisor fiscal puede resultar implicado y podría contraer sanciones o graves consecuencias hasta el punto de ser consideradas como un delito. Además de eso, las irregularidades producidas por un representante legal o revisor fiscal pueden decir mucho frente a sus funciones realizadas.

Hay que resaltar que el Consejo Técnico de la Contaduría Pública (CTCP) mediante el Concepto 620 del 14 de agosto del 2018. Aclaró que compromisos y responsabilidades tiene frente a las actividades de consultoría, asesoría y coadministrar. 

TE PUEDE INTERESAR: PROPIEDAD HORIZONTAL ES RESPONSABLE DE LLEVAR CONTABILIDAD

El documento, señala que el profesional como figura de control y profesional que da fe pública, “puede colaborar con la resolución de inquietudes o establecer lineamientos para la adopción de buenas prácticas de control interno y cumplimiento normativo, resaltando que su función está encaminada a efectuar recomendaciones.  

En criterio del Consejo, la incompatibilidad se materializa cuando hay una coadministración por parte del revisor fiscal. Situación que se presenta, según palabras de la entidad, cuando dicho profesional realiza acciones o toma decisiones que les son propias a las personas que conforman la administración del ente.” 

Es muy claro que las funciones del revisor fiscal se centran en la supervisión y manejo de los estados financieros y contables de una empresa. Sin embargo, también es un deber asesorar y ofrecer consultas siempre y cuando estas son con el fin de mejorar la situación de la compañía. 

Vale la pena resaltar que cuando se trate de capacitaciones, cursos o talleres relacionados con la implementación de Normas de Información Financiera, el revisor fiscal no podrá prestar este servicio. Pero sí tendrá que estar al tanto de la adecuada aplicación de los marcos técnicos normativos vigentes.