A un año de la pandemia, ¿cuáles son los retos de las empresas? - Revista Contamos
retos

A un año de la pandemia, ¿cuáles son los retos de las empresas?

A pesar de que ya se cuenta un año desde que el COVID-19 fuera declarado pandemia mundial, todavía son numerosos los retos por superar. Y aunque en la actualidad son evidentes los logros alcanzados para mitigar la situación, los esfuerzos faltantes son monumentales.

En este contexto, muchas empresas han tenido que buscar la forma de adaptarse. Con mayor o menor éxito, se han instaurado nuevos hábitos para responder a las nuevas exigencias de bioseguridad. Esto ha significado no solo la aplicación de los protocolos respectivos sino también la transformación estructural en el seno de las organiaciones, llegnado a tocar los modelos de negocio.

Por ejemplo, se estima que un gran número de compañías con estructuras de trabajo verticales adoptó un modelo orientado hacia la horizontalidad en cuanto a la delegación de responsabilidades. Las posibilidades oscilaban entre confiar las funciones y tareas en la distancia, y tener parar las actividades por depender de la presencialidad.

Al menos un 60% de las empresas colombianas tuvieron que cerrar durante el 2020 por no poder adaptarse a los retos de la pandemia. Y todo indica que el 2021 no será un año demasiado diferente.

TE PUEDE INTERESAR: PANDEMIA: ¿QUÉ HACEN LAS EMPRESAS PARA GARANTIZAR EL EMPLEO?

Ante un panorama lleno de retos por superar, es importante que las empresas logren adaptarse a la nueva realidad. En la medida que se propongan dinámicas que respondan a las necesidades de los colaboradores, el sostenimiento estará garantizado.

Por lo tanto, nombramos algunas de las áreas que presentan mayores dificultades por resolver en el escenario post-pandemia:

Retos en las áreas financieras y económicas

La situación de impagos y retrasos en las responsabilidades se presenta de manera generalizada. Junto con la ralentización del motor productivo nacional y una devaluación de las monedas en la región, la presión económica se agudiza. Por lo tanto, es importante establecer estrategias de economía de escala y de diversificación de inversiones. De esta manera, las empresas tendrán un respiro financiero y podrán asegurar las operaciones.

Retos en las áreas productivas

Frente a una baja del consumo, se reduce la producción. Así, la cadena de abastecimiento se ve afectada, en la medida que la demanda disminuye, y los efectos se reflejan en el mediano y largo plazo. Por lo tanto, es importante trasladar menores precios al cliente final, logrados a través de una reducción en los costos de producción. Todo esto apoyado en una flexibilización tributaria que estimule el consumo.

Retos en las áreas de la salud

Si bien es la más evidente, es también el centro de prioridades de toda empresa funcional, y por ende, la que representa mayores retos. En la medida que se garantice la seguridad y protección del talento humano, los eslabones productivos y administrativos podrán funcionar correctamente. Por su parte, del éxito de las medidas tomadas en términos de bioseguridad, tanto desde lo social como desde lo empresarial, dependerá la superación de la coyuntura actual.