Trabajo en casa con hijos: cómo tener éxito y no morir en el intento
hijos

Trabajo en casa con hijos: cómo tener éxito y no morir en el intento

La pandemia del Coronavirus nos obligó a cambiar nuestros hábitos de vida y de trabajo. Ahora que debemos pasar la mayor parte del tiempo en nuestras casas, es importante equilibrar las responsabilidades de la oficina y el tiempo con nuestros hijos.

Y no es una tarea menor, sabiendo que, al igual que nosotros, los niños estudian desde la casa, y adicionalmente, demandan de nuestra atención constantemente. Y aunque de entrada representa un reto, el trabajo y estudio en casa pueden ser alternativas para disfrutar de la familia a plenitud.

Así, para tener éxito con todas las responsabilidades, tanto padres e hijos deben establecer dinámicas que les permita organizarse, cumplir con obligaciones y de paso disfrutar de la oportunidad de estar en casa.

Entre los consejos que ofrecen diversos especialistas como profesores y emprendedores, presentamos los siguientes:

Asegurar las condiciones para trabajar desde casa

Elementos básicos como computadores aptos para las distintas tareas, acceso a internet con una buena velocidad de conexión, e incluso el espacio de trabajo. Esto aplica tanto para los padre como para los hijos. Esto permitirá optimizar los tiempos de trabajo y su efectividad.

Definir y respetar las rutinas.

Este punto es uno de los más esenciales para el éxito del trabajo en casa, pero también de los más difíciles de cumplir. El llevar las obligaciones a la casa eliminó los espacios de trabajo, y con ellos, los tiempos.

TE PUEDE INTERESAR: ¿EN QUÉ VAN LOS SUBSIDIOS A LA NÓMINA DEL GOBIERNO?

Por lo tanto, es de suma importancia organizar una agenda definida de todas las actividades que harán los integrantes de la familia durante el día. Incluso los momentos de disfrute pueden estar señalados dentro de las rutinas. Así se garantiza que no todo será trabajo.

Supervisar los progresos

Es necesario estar al tanto de las tareas de los hijos, así como de sus avances y dificultades. Ello conlleva a prestar apoyo adicional para el aprendizaje de los niños, pues las clases a distancia pueden presentar algunas dificultades de comunicación.

Ocupar a los niños

Las obligaciones con el trabajo pueden quitarnos toda nuestra atención. Por lo tanto, hay que asignar actividades adicionales a los hijos. Una vez terminen con las clases virtuales, pueden aprender un nuevo idioma por internet, practicar una rutina de ejercicios en casa.

Las posibilidades son múltiples, y la oferta de actividades virtuales son tan variadas que los niños pueden pasar un gran momento sin tener que salir de casa. Esto también permitirá que podamos concentrarnos completamente en nuestras responsabilidades para terminar a tiempo.

Y por último, la recomendación más importante es buscar la forma de pasar tiempo en familia. Se pueden incluir a los niños en tareas del día a día como cocinar, jugar o sacar a la mascota. En la medida que se encuentre tiempo para compartir, el ambiente en casa será mucho mejor.