generación-Z

La generación-z y el emprendimiento ¿Cómo funcionan?

Con los patrones de trabajo marcados por la era de la información, la digitalización y las nuevas generaciones denominadas como “Millennials”, la “generación-Z” y “los nacidos en el inicio del siglo XXI”, se pusieron en marcha nuevas formas de trabajo para llevar las empresas hacia el futuro.

De esta forma, los retos y oportunidades de un nuevo contexto socio-económico condicionarán las rutinas de trabajo de las próximas décadas.

La generación “Z” o también conocidos como “centennials”, se han caracterizado por manejar muy bien las herramientas digitales que existen en la actualidad. También por mantener un enfoque laboral muy diferente al resto de generaciones, por ejemplo, estas personas afirman que no es necesario trabajar desde una oficina o cumplir horarios de trabajo para ser productivos. 

Otra de las características de las personas pertenecientes a esta generación es que suelen estudiar o asociarse a profesiones relacionadas con la publicidad, comunicación, desarrollo web, comercio electrónico, marketing y artes plásticas.

De acuerdo con la Revista P&M, la generación-Z se destaca por su elevada creatividad. Agrupan al 25,9% de la población mundial y no están demasiado interesados en las marcas que son en exceso protagonistas.

Te puede interesar: Las brechas generacionales no son un problema en los equipos de trabajo

Es por esta razón que muchos emprendedores han decidido asociarse con ellos, pues aseguran que son indispensables al momento de crear aplicaciones móviles, software y herramientas digitales para las empresas.

Al encontrarse en un mundo tecnológico, la generación-Z plantea diferentes emprendimientos por medio de aplicaciones móviles. Su experiencia en la realidad virtual les ha demostrado que todo es más fácil si se crea una aplicación que permita tener todo al alcance del celular. 

La generación-Z ha entendido que el mundo se mueve por medio de la creatividad y la publicidad.

Los emprendedores de esta generación se han enfocado en generar contenido de valor por medio de vídeos, páginas web minimalistas y ventas a través de canales como: e-commerce, redes sociales y youtube. 

Los jóvenes de la generación-Z han comprendido que no quieren ser empleados de nadie. Quieren trabajar en sus propios negocios, por eso en la actualidad se puede ver cómo aumentan los trabajos bajo la modalidad “freelance”. Esto, haciéndolo sin contratos directos por una empresa. 

Uno de los lemas de estas personas es que se debe encontrar un trabajo que les haga feliz. Así no habrá la necesidad de trabajar toda la vida.

Algunos de ellos aseguran que la pasión es importante para que el trabajo se disfrute y se conozca a la perfección. Además ser creativo para ofrecer el mismo producto o servicio que otros competidores, es esencial para ofrecer valor extra a la idea.