En las declaraciones de renta ¿es necesaria la firma del Revisor Fiscal?
Firma

En las declaraciones de renta ¿es necesaria la firma del Revisor Fiscal?

Uno de los requisitos para la presentación de la declaración como renta natural. Es revisar y estar seguros de que dicho documento no deba llevar la firma del Contador Público o por el Revisor Fiscal encargado.

La DIAN como ente regulatorio debe estar atento a las declaraciones de todos los contribuyentes y que todos cumplan con los requisitos y normativas establecidas. 

En este punto, algunos contribuyentes se sintieron confundidos por lo que el Estatuto Tributario en los artículos 596, 599 602 y 606 señalaron lo siguiente. “La firma del revisor fiscal cuando se trate de contribuyentes obligados a llevar libros de contabilidad y que de conformidad con el Código de Comercio y demás normas vigentes sobre la materia, estén obligados a tener Revisor Fiscal.”

TE PUEDE INTERESAR: INTELIGENCIA ARTIFICIAL ADAPTADA AL GREMIO CONTABLE

Asimismo, se deberán cumplir los dos requisitos establecidos en los anteriores artículos. En lo que respecta al revisor fiscal, su firma será obligatoria cuando por disposición legal se deba tener revisor fiscal. De manera que si la ley no obliga a tener revisor fiscal pero por disposición estatutaria el contribuyente lo tiene, no es obligatorio que tenga la firma del revisor fiscal. Pero si ya se tiene un revisor fiscal lo normal es que el revisor firme las declaraciones. 

Es importante que los contribuyentes y obligados a declarar como persona natural. Entiendan que la responsabilidad legal del revisor fiscal recae en la sentencia C-621 de 2003 de la Corte constitucional la cual indica que: 

“Las funciones y responsabilidades de los representantes legales y revisores fiscales que figuran inscritos en el registro mercantil se mantienen indefinidamente en el tiempo. Hasta tanto no se registre un nuevo nombramiento, incluso si fueron elegidos para un período determinado. Y que la ley no establece un plazo dentro del cual, una vez se produce su renuncia, destitución, o cesación en el cargo por cualquier circunstancia, la sociedad deba producir una nueva designación y registrarla. De esta manera, la cesación de las aludidas funciones y responsabilidades está sujeta a una condición futura e incierta que es la realización de la referida designación y su posterior registro. Actos jurídicos que no dependen de la voluntad de los que figuran inscritos, sino de otros órganos sociales que no tienen señalado un plazo para llevarlos a cabo.”

TE PUEDE INTERESAR: QUÉ ES LA CONCILIACIÓN FISCAL Y CÓMO FUNCIONA DENTRO DEL EJERCICIO CONTABLE

En el caso del registro mercantil, si el revisor fiscal no se encuentra inscrito “asiste razón al a quo por cuanto ha sostenido la Sección en relación con la ausencia de inscripción en el registro mercantil del revisor fiscal que previamente a la presentación de la declaración ha sido escogido por la Junta Directiva de la sociedad. Que la omisión del registro no afecta la existencia y validez del nombramiento el cual implica el ejercicio inmediato de las funciones.” 

La Sala de la Corte Constitucional, reitera que no es asimilable la falta de registro de la designación del revisor fiscal a la “omisión” de su firma en el denuncio tributario dispuesto en el literal d, justamente en el artículo 580 del E.T.La formalidad de inscribirlo en la Cámara de Comercio tiene como fin otorgarle publicidad y oponibilidad al acto de nombramiento frente a terceros. Sin que la Administración ostente el carácter de “tercero”. Pues en la relación jurídico tributaria actúa como sujeto principal.

En ese orden de ideas la omisión de la inscripción del revisor fiscal en el registro comercial. Debidamente nombrado por el órgano directivo para la fecha en que suscribe el denuncio tributario, en manera alguna permite calificarlo como “no presentado, pues es una situación que el legislador no previó en el artículo 580 del Estatuto Tributario.”