Arriba
Contáctanos

¿Qué significa ser un emprendedor de “Subsistencia”?

23 julio, 2019

La subsistencia es definida como la manera de vivir con un sustento o intentar mantenerse con lo necesario. En materia económica, se entiende como subsistencia aquellos negocios que no cuentan con el capital adecuado para sostener su negocio o no tienen las características sociales y culturales para que su empresa salga del sufragio.

 

Al igual que otros negocios, los emprendimientos creados por subsistencia han sido derivados de alguna necesidad y no precisamente por gusto propio. Aunque para emprender se necesita de esfuerzo, disciplina y motivación, los emprendedores subsistentes han tenido que desarrollar su idea de negocio porque no había otra alternativa. 

 

De acuerdo con la Fundación WWB Colombia, en Colombia el 33,3% de los colombianos son emprendedores de subsistencia. Hay que tener en cuenta que los emprendimientos de subsistencia tienen pocas posibilidades de perdurabilidad dado que sus impulsores no tienen la formación adecuada para los negocios o no cuentan con los recursos necesarios para progresar en el mercado. 

 

Te puede interesar: Emprendimientos eco-sostenibles ¡Lo que el planeta necesita!

 

Según el último análisis de Global Entrepreneurship Monitor (GEM), en el país hay aproximadamente 33,3% de hombres y mujeres emprendedores subsistentes, entre los 18 y 64 años. Esto quiere decir que sus ideas de negocio son de menor escala con bajos niveles de innovación y valor agregado.

 

Los emprendimientos buscan dinamizar la economía de un país, asimismo, generar empleos, aumentar la productividad y expandir en los índices de innovación, pero ¿qué pasa con los emprendimientos de subsistencia? 

 

Económicamente la subsistencia aporta un porcentaje financiero que ayuda a solventar las necesidades de una persona o de una familia. Sin embargo, al ser “trabajos informales” no hay una cifra exacta de cuánto pueda aportar a la economía del país. 

 

Un claro ejemplo de un emprendimiento subsistente, son las ventas ambulantes, el comercio informal o la venta y distribución por catálogo. Estos funcionan como empleos, pero, son emprendimientos que algunas personas aceptaron al no encontrar otra solución laboral. 

 

No obstante, la Fundación WWB Colombia, asegura que los emprendimientos subsistentes se logran fortalecer y podrían romper los círculos de pobreza. Daniela Konietzko, presidente de la Fundación WWB Colombia asegura que, si se siguen una serie de pasos y se cumple una normatividad, un emprendimiento de subsistencia alcanzaría un cierto nivel de formalidad y, por ende, pasaría de la necesidad a la oportunidad.

 

Para que esto se convierta en una realidad, lo primero que debe hacer el Gobierno es apoyar a los emprendedores sin importar cuál sea su punto de partida. Luego, se deberán tener presentes las necesidades de estos emprendedores y así entender la importancia de estos emprendimientos como elementos transformadores en la sociedad.

 

La idea es que se les enseñe a las personas a cómo ser emprendedores ojalá desde la etapa del colegio. A su vez, incentivar a los emprendedores por medio de programas culturales y sociales gratuitos. Finalmente, otorgar becas y recompensas económicas que permitan hacer crecer los negocios. 

 

Compártelo:
FORGOT PASSWORD ?
Lost your password? Please enter your username or email address. You will receive a link to create a new password via email.
We do not share your personal details with anyone.