salud

El reto: ser un buen profesional de la salud en tiempos de pandemia

Los últimos meses han cambiado los paradigmas de la vida moderna. El riesgo por contagio del Coronavirus nos llevó a cambiar prácticamente todo lo que dábamos por sentado en nuestro día a día. De la noche a la mañana, la salud y la vida de todos se puso en riesgo.

Si la profesión de la salud siempre ha sido vital dentro de la sociedad, sobre sus manos ha caído actualmente la responsabilidad de encontrar una salida a esta crisis.

Semejante labor requiere no solo de profesionales preparados e incondicionalmente apasionados por ayudar a los demás. La crisis sanitaria demanda competencias y habilidades sociales que difícilmente se aprenden de los libros. De ello dependerá la fortaleza de cualquier sistema de salud.

Los expertos en el tema opinaron al respecto de las habilidades con las que debe contar todo profesional de la salud en estos momentos. Aquí te presentamos algunas de ellas:

Vocación por la atención a los demás

El profesional de la salud se ve frente situaciones de todo tipo, seguramente asociadas con el estrés. Sin embargo, esto no debe impedirle brindar una atención cálida y amable a personas que sufren de enfermedades o dolor.

Estas habilidades son muy apreciadas por las entidades contratantes, lo que abre las puertas de nuevas oportunidades a los profesionales con tacto y sensibles a su entorno.

Comunicación asertiva

Las buenas capacidades en torno a la comunicación, como la asertividad y la empatía le permitirán al médico tener una mejor conexión con los pacientes y con su entorno de trabajo. Así, una buena atención del paciente se traducirá también en su mejoría.

Manejo de la frustración

A pesar de que los profesionales de la salud entreguen todos sus conocimientos al tratamiento de un paciente, los resultados no siempre serán afortunados. Incluso, con la ausencia de una vacuna para curar el COVID-19, los médicos se encuentran limitados para evitar decesos. 

TE PUEDE INTERESAR: TRABAJOS EN LÍNEA QUE PUEDES REALIZAR EN EL LUGAR QUE QUIERAS

Por lo tanto, entre las habilidades que debe tener todo profesional de la salud para tener un buen desempeño se encuentran la tolerancia y manejo adecuado de la frustración.

Capacidad de adaptación a nuevos entornos

El distanciamiento social ha exigido al mundo laboral trasladarse al campo digital. Los temas de medicina y salud no podrían ser la excepción. Por esto, los médicos deben estar en la capacidad de prestar atención y dar diagnósticos acertados cuando se tratan de teleconferencias.

Aunque esto supone un reto, también significa una oportunidad de desarrollo para la medicina, en términos de técnicas y herramientas, para adaptarse a las nuevas dinámicas de la sociedad.

Saber cuándo hacer una pausa

Manejar situaciones relacionadas con enfermedades y decesos implica una carga emocional bastante fuerte. Y en la medida de cumplir con sus funciones, el profesional de la salud puede acumular una gran cantidad de experiencias que terminan afectando su ánimo y desempeño.

Lo importante en estos casos es conversar con sus superiores y saber tomar distancia en el momento oportuno. Saber cuidar a los demás exige saber cuidarse a sí mismo.

En todo caso, el mercado laboral de la salud es bastante dinámico y siempre se presentan oportunidades para desempeñarse en este medio. Por lo tanto, un profesional de éxito debe contar con todas estas habilidades, así podrá hacer un gran aporte a la sociedad.