Eat’n Save contra el desperdicio de alimentos y la hambruna mundial - Revista Contamos
Eat’n Save

Eat’n Save contra el desperdicio de alimentos y la hambruna mundial

No todas las historias de los grandes emprendimientos comienzan con una idea sólida, a veces pueden surgir a partir de una comida entre amigos. Este fue el caso de Eat’n Save (Eat and Save).

‘’Estábamos compartiendo en un restaurante y nos dimos cuenta que a la hora de cerrar quedaban platos sin vender, ¿Qué pasaba con estos paltos?’’ Esta fue una de las preguntas que se plantearon cinco jóvenes empresarios, hoy, Juan David Londoño, Juan Sebastián García y Eduardo Manzanera son parte de Eat’n Save. En medio de nuestra entrevista, Eduardo Manzanera, plantea varias problemáticas tanto ambientales como sociales, partiendo entonces del desperdicio de comida.

Según la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO, por sus siglas en inglés) cada año se desperdician 1.300 millones de toneladas de alimentos por año, es decir, un tercio de los alimentos producidos para consumo humano. En América Latina, estas cifras llegan al 34% de los alimentos producidos, lo que se representa en 127 millones de toneladas. En el caso específico de Colombia, se pierden y desperdician anualmente de 9.76 millones de toneladas de alimentos; las mayores pérdidas se registran en las cadenas de frutas y vegetales (62%) y de raíces y tubérculos (25%).

‘’Vimos esta problemática y comenzamos a ir más allá, pensar en todos los recursos que se necesitan para producir un plato como una hamburguesa, para que luego botes esos recursos a la basura, no estamos para eso’’, partiendo de esta reflexión surge la aplicación de Eat’n Save, en donde se logra conectar a establecimientos gastronómicos con consumidores, ofreciendo esa comida que quizá no se logró vender en el día, a un menor costo.

¿CÓMO FUNCIONA EAT’N SAVE?

Eduardo explica que existen dos clientes en la aplicación. Los primeros son los establecimientos comerciales que produzcan y/o vendan comida; prácticamente la aplicación es alquilada por ellos para poder vender los platos a los comensales. El segundo cliente es precisamente ese comensal, que encontrará el restaurante más cercano a él y recogerá la comida seleccionada a través de la aplicación. Cabe resaltar que el consumidor compra comida en excelente estado solo que a un menor costo.

TE PUEDE INTERESAR: ¿COLOMBIA ES UN BUEN PAÍS PARA EMPRENDER?

La aplicación actualmente se encuentra en Play Store, sin embargo, se espera que comience a funcionar próximamente.

Eat’n Save no solo pretende mitigar el impacto de los desperdicios de comida, sino que además, pretende ayudar a la problemática del hambre a nivel mundial. El Programa Mundial de Alimentos de la ONU (PMA) proyecta que, como efecto de la actual pandemia, se pueda duplicar el número de personas que no pueden acceder a alimentos suficientes para garantizar su supervivencia; para el 2019 ese número ascendía a 135 millones de personas.