Disponibilidad del empleado en su tiempo libre tendrá que ser pagada
Disponibilidad

Disponibilidad del empleado en su tiempo libre tendrá que ser pagada

La Corte Constitucional determinó que existe subordinación cuando el empleado debe esperar para realizar una tarea desde su casa. Ya que por más que no surja ninguna novedad, esta disponibilidad no permite que el trabajador pueda hacer uso de su tiempo libre para sus asuntos personales. Pues al cohibirle la libertad de desplazamiento, descanso o cualquier otra actividad de ocio, ya hay una dependencia y esta debe ser remunerada por el empleador.

El debate surgió cuando cuatro empleados de la empresa de Telecomunicaciones de Pereira alegaron que se les desconoció el pago de los salarios, las horas extra, los recargos nocturnos y dominicales. Ellos aunque trabajaban desde su casa y en muchas ocasiones no tenían la obligación de realizar una actividad, si debían estar pendientes de las novedades en las que tuvieran que desarrollar una tarea fuera de su horario laboral.

TE PUEDE INTERESAR: ¿ES LEGAL QUE MI JEFE ME LLAME DURANTE MIS VACACIONES?

En este caso, si uno de los empleados terminaba su jornada de trabajo y quería salir a comer en la noche con su familia, no podía hacerlo. Ya que de surgir un daño en el sistema de control, el empleado debía estar disponible. Por el contrario, si el empleado dispuso de su tiempo libre para estar atento a cualquier novedad y durante este tiempo no se requirió de sus servicios, esta disponibilidad no se pagaba.

La empresa de Telecomunicaciones de Pereira fue obligada a pagar más de $94.000.000 COP a sus cuatro empleados implicados en el 2009, montó que también incluyó cesantías, intereses, primas de servicios, navidad y vacaciones. Posteriormente, la empresa  fue absuelta de pagar esta cantidad poco después, ya que el Tribunal en ese entonces determinó que la disponibilidad no era sinónimo de trabajo suplementario. Sin embargo, en los últimos días se falló nuevamente a favor de los implicados y de ahora en adelante esta ley cobijará a empleados tanto públicos como privados.

Muchos trabajadores consideran que el hecho de estar disponibles o realizar una labor simple desde la casa, no sólo significa el tiempo de ejecución sino también el de espera por el mismo. No obstante, esto supone un costo demasiado alto para las empresas, ya que representaría un recargo del 25% en horario diurno y del 75% en horario nocturno. De cualquier forma, la medida es considerada como una victoria para la Protección del Trabajador.