¿Tu empresa necesitará revisor fiscal en el 2019?

El desempeño de un revisor fiscal se mide por los actos administrativos y comerciales que desempeñen dentro y fuera de la compañía. Los perjuicios económicos, éticos y morales no solo serían para estas dos personas, sino también para los socios y terceros que hagan parte de la Junta Directiva como para todos los colaboradores de la empresa.

 

Las responsabilidades de un revisor fiscal deben ser de principio a fin manteniendo siempre la ética profesional y la neutralidad en los  procesos financieros. Cuando se cometen anomalías en la gestión administrativa de una empresa se pueden tener graves consecuencias y ser consideradas como un delito, además de eso, las irregularidades producidas por un representante legal o revisor fiscal pueden decir mucho frente a sus funciones realizadas.

 

Te puede interesar: Cuál es el adecuado proceso de la Ley 1314

 

Para el año 2019 se estipula qué sectores empresariales y comerciales debían contar con la participación de un revisor fiscal con el fin de dar buena fe de los actos financieros que se desarrollan en aquellos lugares.

 

De acuerdo con el artículo 203 del código de comercio se aclara que las sociedades que deben tener revisor fiscal, así mismo se establecen otras leyes en casos particulares donde exigen la existencia de un revisor fiscal, como entidades cooperativas, financieras y comerciales. Cabe resaltar que esta exigencia no se hace cada año nuevo, Lo que sí cambia cada año, son las sociedades que deben tener revisor fiscal dependiendo el monto de su patrimonio o de sus ingresos.

 

De igual forma, el  parágrafo 2º del artículo 13 de la ley 43 de 1990 señala que “Será obligatorio tener revisor fiscal en todas las sociedades comerciales, de cualquier naturaleza, cuyos activos brutos al 31 de diciembre del año inmediatamente anterior sean o excedan el equivalente de cinco mil salarios mínimos y/o cuyos ingresos brutos durante el año inmediatamente anterior sean o excedan al equivalente a tres mil salarios mínimos.”

 

Con esto se entiende que los revisores fiscales serán llamados a la acción siempre y cuando la sociedad financiera, empresarial o comercial lo requiera y según lo disponga la ley. A su vez el Consejo Técnico de la Contaduría Pública en el Concepto 509 del 14 de julio del 2016 corroboró las obligaciones de los revisores fiscales y los requisitos y restricciones para ejercer el cargo.