¿Sabes si para este 2022 necesitas un revisor fiscal?

¿Sabes si para este 2022 necesitas un revisor fiscal?

La obligación de tener un revisor fiscal para este año puede surgir por diferentes motivos. Aquí te contamos cuáles son las razones.

La necesidad de contratar un revisor fiscal puede surgir por disposición legal, por el monto de los ingresos o activos de la empresa. Estos montos están están ligados al aumento del salario mínimo. Por lo tanto, anualmente, los topes cambian y se modifican.

Hay que mencionar, que la revisoría fiscal es un órgano que se encarga de fiscalizar o revisar los procedimientos internos de las empresas. Esto, para verificar que se cumplan con las normas estatutarias y que la información contable y los estados financieros, se emitan de acuerdo a lo que dice la ley.

TE PUEDE INTERESAR: REQUISITOS PARA OPERAR COMO NO RESPONSABLE DE IVA EN 2022

OBLIGADOS A TENER REVISOR FISCAL EN 2022

En Colombia, están obligados a adquirir revisoría fiscal aquellos que estén señalados en el artículo 203 del Código de Comercio. Igualmente, las sociedades comerciales que alcancen los siguientes topes:

  • Los activos brutos registrados al 31 de diciembre de 2021 iguales o superiores a $4.542.630.000
  • Los ingresos brutos registrados al 31 de diciembre de 2021 iguales o superiores a $2.725.578.000

Estos máximos, se deben tener en cuenta según el parágrafo 2 del artículo 13 de la Ley 43 de 1990. El cual, indica que las sociedades comerciales que hayan registrado -hasta el 31 de diciembre del año anterior- activos brutos iguales o superiores a 5.000 salarios mínimos mensuales legales vigentes o que los ingresos brutos hayan sido iguales o superiores a los 3.000 salarios mínimos, deberán tener revisor fiscal.

Sin embargo, no solo las sociedades comerciales tienen que regirse a esta normativa. También deben hacerlo:

  • Sociedades por acciones
  • Sucursales de compañías extranjeras
  • Sociedades que voluntariamente lo dispongan, siempre que la decisión sea tomada por socios que representen como mínimo el 20 % del capital y no hagan parte de la administración de la entidad.