Revisor fiscal

¿Qué pasará si el Revisor Fiscal renuncia a su cargo?

Dentro de las funciones que realiza el revisor fiscal, una de las más importantes es asegurarse de que las operaciones que se celebren dentro de la empresa se cumplan, además deberá ajustar las prescripciones de los estatutos en las decisiones de la asamblea general y de la junta directiva.

 

De acuerdo con las responsabilidades y compromisos que debe desempeñar un revisor fiscal, se emitió el Concepto 622 CTCP 17 de Julio de 2018 el cual determinó qué pasaría si a un revisor fiscal no se le hace el debido pago de sus obligaciones y si esto podría considerarse como una causa justa para que el revisor decida renunciar al cargo.

 

Te puede interesar: Si eres facturador electrónico, debes recibir tus facturas en formato electrónico de generación

 

El Consejo Técnico de la Contaduría Pública (CTCP) pidió conocer las leyes o decretos que establecieron el conducto regular en caso de presentarse el no pago oportuno del servicio de revisoría fiscal.

 

Teniendo en cuenta el artículo 46 de la Ley 43 de 1990 la legislación fija que “Siendo la retribución económica de los servicios profesionales derecho, el Contador Público fijará sus honorarios de conformidad con su capacidad científica y/o técnica y en relación con la importancia y circunstancias en cada uno de los casos que le corresponda cumplir pero siempre previo acuerdo por escrito entre el Contador Público y el usuario.” Sin embargo, se debe tener presente si la empresa o compañía fue objeto de extinción de dominio por parte del Estado.

 

En ese caso, el pago de honorarios y las condiciones de la prestación del servicio se deben ajustar a los términos establecidos en el contrato de prestación de servicios suscrito entre la firma de contadores públicos (revisores fiscales) y la persona jurídica. Cualquier incumplimiento en dichas circunstancias deberá ser regulado de acuerdo con la cláusula de incumplimiento relacionada en el contrato del revisor, por las vías legales que ordena la ley.

 

Finalmente, si el revisor fiscal de alguna empresa decide renunciar, la junta tendrá que asegurarse de que el registro mercantil sea actualizado. El artículo 164 del código de comercio dispuso que “los revisores fiscales conservarán la calidad de revisores hasta tanto no se actualice el registro mercantil, queriendo decir esto que si se renuncia como revisor fiscal pero no se actualiza el registro mercantil, para todos los efectos legales se seguira siendo el revisor fiscal con todas las implicaciones que ello conlleva.”