Arriba
Contáctanos

¿Por qué la salud es fundamental en las finanzas personales?

24 diciembre, 2018

salud finanzas personales

Muchas personas que nunca se han enfermado creen que tener seguros médicos es una pérdida de dinero. Incluso algunos empleados se molestan cuando a final de mes ven que un pequeño porcentaje de su salario, por más mínimo que sea lo que se descontó para el pago obligatorio de la EPS.

 

Existen numerosos casos de personas que heredaron millonarias sumas de dinero, y como nunca tuvieron que trabajar tampoco se vieron en la obligación de afiliarse un sistema de salud o de comprar algún tipo de seguro médico. Sin embargo, a causa de una enfermedad grave o alguna lesión corporal, perdieron todo su capital, ya que pagar estos procedimientos tienen costos muy elevados, y en caso de no contar con un seguro, se vieron en la obligación de asumir la totalidad de los gastos.

 

Tratamientos para el cáncer, las cirugías reconstructivas, las fracturas o la diabetes, pueden superar los 600 millones de pesos si se pagan de forma independiente. Por eso es que no es una exageración decir que una persona puede perder todo su dinero por no contar con una protección para la salud.

 

 

Los patrimonios personales y familiares se ven seriamente afectados cuando una persona se enferma, aun teniendo seguros, ya que muchas veces el transporte y algunos medicamentos no son cubiertos por los seguros de cobertura mínima como los que ofrecen las EPS. Además, en muchas ocasiones un miembro de la familia debe dejar de trabajar para cuidar al paciente enfermo, lo cual disminuye los ingresos de la familia.

 

La mayoría de colombianos tiene EPS o están registrados ante el SISBEN, lo cual si bien es una ventaja frente a otros países del mundo donde la protección a la salud es casi nula, muchas veces las EPS no cubren todos los procedimientos y medicamentos, por lo que además es importante contar con un plan complementario de salud, según sean las posibilidades económicas. Este por supuesto genera mensualmente un gasto adicional, pero les da la tranquilidad a las personas que en caso de una enfermedad, pueda acceder a un tratamiento óptimo.

 

La ventaja de los planes complementarios de salud es que su costo es mucho más bajo que el de una medicina prepagada, pero cuenta con una cobertura casi igual de efectiva en caso de una enfermedad grave. Esto es una ventaja frente a las EPS ya que estas se encuentran sobresaturadas y por eso las citas muchas veces se prologan en tiempos de espera de hasta en dos o tres meses.

 

Los planes complementarios son una modalidad de contratación individual o colectiva que brinda ventajas de acceso a una red de atención diferencial, con mayor cobertura y beneficios, mejorando los servicios del Plan Obligatorio de Salud. Según datos de Famisanar, los costos de los planes complementarios pueden ir desde los $40.000 hasta los $200.000 pesos mensuales.

 

Por otra parte, un plan de medicina prepagada siempre será la mejor opción, siempre y cuando la persona pueda contar con los recursos para pagarla, ya que está puede llegar a costar entre un 35% y 45% más que el plan complementario de salud. Esta tiene la ventaja de que se puede recurrir a especialistas sin necesidad de autorización. Además las citas se dan de forma inmediata.

 

Por último, una modalidad de cobertura que permite proteger a las personas de forma completa en términos de salud son los seguros que tienen cobertura a nivel internacional, dado que la medicina prepagada solamente cubre una parte; sin embargo, si a una persona le da una enfermedad que solamente se puede curar en otro país, el plan de medicina prepagada no cuenta con la cobertura fuera del país donde se contrató, por lo que se recomienda adquirir un seguro de cobertura internacional que cuente con una red amplia en todos los países del mundo.

 

Los temas de salud siempre estarán directamente ligados con las finanzas personales ya que una mejor atención de salud hace que las personas tengan que pasar menos tiempo de espera en el médico, y por lo tanto no tengan que ausentarse en la oficina. Aunque esto implique una inversión cada mes, la persona puede tener la tranquilidad que en caso de invalides total o una enfermedad grave se puede acceder a tratamientos óptimos sin afectar sus finanzas personales.

 

Un gran número de personas espera a estar gravemente enferma o a ser adulto mayor para acceder a un sistema de salud o para comprar un seguro de vida o de incapacidad médica, sin tener en cuenta que existen cláusulas que no permiten la pre-existencia de condiciones de salud al momento de solicitar el seguro, y que tampoco admiten a personas de edad avanzada.

 

Compártelo:
FORGOT PASSWORD ?
Lost your password? Please enter your username or email address. You will receive a link to create a new password via email.
We do not share your personal details with anyone.