auditoría

¿Para qué sirve la auditoría forense?

Los avances tecnológicos de las Comunicaciones (TIC) han transformado las condiciones de trabajo e incluso el cómo vivimos, es por eso que, para mejorar la eficiencia en cada proceso, la Auditoría Forense surge como un modelo de control y de investigación para orientar y tener una nueva herramienta que ayude a detectar y combatir los delitos cometidos.

Suele suceder que el término forense se confunde con aspectos judiciales sobre cadáveres o aspectos médicos, sin embargo las auditorías forenses hacen relación a la reconstrucción de eventos financieros ya ocurridos, donde presentan evidencias y pruebas a los jueces.

Por ende, hace parte de una herramienta útil para detectar delitos dentro de las organizaciones.

Te puede interesar: FACTURA ELECTRÓNICA CON VALIDACIÓN PREVIA

¿Cuáles son las funciones de una auditoría forense en las empresas?

1. Prevención, detección de delitos financieros y fraude a través de procedimientos especializados.

2. Investigación de actividades relacionadas con lavado de activos y financiación del terrorismo.

3. Recaudo, conservación y protección de material probatorio dando cumplimiento al principio de cadena de custodia.

4. Asesoría especializada y objetiva en situaciones de fraude, conflicto de intereses o indicios de delitos financieros.

5. Administración y gestión de riesgo de fraude.

6. Identificación y mitigación de riesgo de pérdidas de activos

7. Acompañamiento en la elaboración e implementación del programa anticorrupción y sistema de prevención de fraude.

8. Acompañamiento legal en caso de denuncias.

9. Asesoría y acompañamiento en manejo de siniestros de seguros.

10. Auditoría a campañas electorales y proceso de escrutinio.

11. Auditoría forense a la documentación para selección de contratistas.

12. Análisis grafológico, caligráfico y de veracidad documental.

13. Mediación en la resolución de controversias y acompañamiento en Litigios sobre propiedad intelectual.

Auditoría forense

Así  que la auditoría forense es una alternativa para combatir la corrupción, dado que es emitido por un experto con juicios de valor, soportados en los aspectos técnicos que le permiten a la empresa actuar con mayor certeza, evitando abrirles la puerta a los diferentes fraudes.

En conclusión, la auditoría forense es realizada cuando se ha presentado una considerable pérdida financiera y se buscan las causas. El auditor debe recolectar evidencia del delito y actuar como mediador o experto.

Ahora bien, para ser un excelente auditor forense, debes poner en prácticas tus conocimientos adquiridos sobre las ciencias contables, elaboración de riesgos y de control.  Además, debes entender perfectamente el ámbito legal sobre el cual trabaja el litigante.

Existen algunas características clave en este tipo de procesos y como expertos quisiéramos aclararlas, además de resaltar la importancia de establecer un alcance (período de tiempo a ser estudiado) para tener éxito en todo el proceso.