MUJERES COLOMBIANAS EDUCADAS SIN RETRIBUCIÓN JUSTA
mujeres

MUJERES COLOMBIANAS EDUCADAS SIN RETRIBUCIÓN JUSTA

Colombia es uno de los muchos países que, a pesar de la desigualdad entre hombres y mujeres a nivel laboral, intenta establecer leyes en pro de la justicia y la igualdad. En el año 2015, la Organización Internacional del Trabajo (OIT) dio a conocer un estudio donde Jamaica, Colombia y Santa Lucía encabezaban las naciones con más mujeres jefes.

Luego de estudiar los datos de 108 países, la OIT reveló que en Jamaica el 59% de las mujeres ocupaban cargos directivos. Colombia ocupó el segundo lugar con un 53,1%, y Santa Lucía se encontró un paso más atrás con un porcentaje de 52,6%.

Contradictoriamente en el año 2018, las mujeres colombianas aseguran sentirse inconformes con el trato laboral que han recibido. Las mujeres han logrado sobrepasar las barreras de la educación accediendo a carreras profesionales pero sus ingresos monetarios y estabilidad laboral no son los deseados en comparación con los hombres.

La Organización de las Naciones Unidas elaboró el informe: “El progreso de las mujeres en Colombia 2018: transformar la economía para realizar los derechos”. En este documento se evidenciaron las posibles causas del desequilibrio laboral que se está presentando en el país.

Te puede interesar. EVITA SEGUIR ESTOS PÉSIMOS CONSEJOS FINANCIEROS

¿porqué no hay igualdad?

Una de las tantas razones por la cual no hay igualdad en los trabajos se debe a la crisis económica que enfrentó el país y de la que aún se recupera. Lucía Mina, investigadora, consultora y partícipe en el informe, asegura que “Cuando la economía crece, las mujeres –proporcionalmente– se ocupan más en el sector formal, pero cuando decrece son las primeras que pierden sus puestos de trabajo y pasan a alimentar la informalidad”.

Sin importar las leyes que se establezcan en pro de fortalecer los derechos de las mujeres, lamentablemente son las primeras en ser despedidas de sus trabajos en los recortes de personal de una empresa.

Las brechas salariales son otro problema que agobia a las mujeres colombianas. Algunas de ellas son graduadas y afirman que ganan 10 puntos menos que un hombre recién egresado de la universidad.

Aunque el panorama parezca desalentador, hay mujeres que han aprovechado su paso por la educación superior y han buscado la forma de emprender.

El Global Entrepreneurship Monitor (GEM) considerado en uno de su informes destaca los avances del país en relación a la participación femenina en el medio.

El reporte de GEM señala que en el 2016 cerca de 163 millones de mujeres presentaron nuevos emprendimientos en 74 economías, mientras que 111 millones ya tienen negocios establecidos.

Pese a que falte legitimidad frente a los derechos de igualdad de género en el país, las mujeres colombianas se han destacado por no rendirse y superar los límites en el campo laboral. Esto demuestra que las mujeres también atribuyen a la empleabilidad y al crecimiento laboral de la sociedad.