Los microempresarios y el camino hacia la formalidad en el país

Los microempresarios y el camino hacia la formalidad en el país

Desde Asomicrofinanzas se estima que los microempresarios necesitan medidas efectivas que los acerquen a construir una vida crediticia sana y estable. Sin embargo, también indicó que hasta el momento, esto no se ha logrado.

La presidenta ejecutiva de Asomicrofinanzas, María Clara Hoyos, en entrevista exclusiva con la Revista Contamos, hizo un gran énfasis en la desconexión que existe entre los dirigentes del gobierno y la realidad de los microempresarios.

Son ellos los ciudadanos que se levantan todos los días con la ilusión salir adelante, pero que no cuentan con la oportunidad de acceder al sistema financiero, o tener una educación financiera efectiva. Esto, para lograr no solo subsistir, que es la suerte de muchos, sino ir más allá y salir de la informalidad.

TE PUEDE INTERESAR: AHORA, TODOS LOS PRODUCTOS IMPORTADOS TENDRÁN QUE PAGAR IVA

¿QUÉ NECESITAN LOS MICROEMPRESARIOS?

La mayoría de medidas que se toman para el crecimiento económico del país va enfocado en términos macroeconómicos. Así, buena parte de las leyes y normas en materia de economía nacional se ajustan muy bien para las empresas grandes y ya establecidas. Sin embargo, se dejan relegadas a las estructuras más pequeñas.

María Clara Hoyos
María Clara Hoyos
Presidenta Ejecutiva
Asomicrofinanzas

A esto se suma el factor medición: los indicadores de desempeño evalúan de manera favorable los resultados de las grandes empresas. Ciertamente, y por ser medidos con el mismo rasero, el rendimiento de los microempresarios se encuentran lejos de ser atractivos para el sistema financiero del país.

Y ese ha sido uno de los retos asumidos por Asomicrofinanzas. De allí que se trabaja por reclamar y defender iniciativas como la Ley de Emprendimiento, con la que se han venido buscando soluciones para que los focos de atención también estén orientados en las personas y empresas con menor capacidad productiva.

La apuesta no es menor, al considerar que casi el 50% de la población colombiana hace parte de una microempresa, tal como lo estima Hoyos. En ese sentido, las estrategias que los apoyen y les permita alcanzar la sostenibilidad y el rendimiento de sus negocios son una necesidad .

Una de ellas, indica la ejecutiva, es lograr que las microempresas se constituyan como una empresa formal. Lo cual se logrará, entre otras cosas, a través de un proceso educativo que busca acercar a estas personas a tener una vida financiera estable. Pues, de cinco millones de empresas pequeñas, solo un millón logra pasar a la formalidad.

ALGUNAS SOLUCIONES

Con el objeto de construir un camino seguro y efectivo para los microempresarios, varias entidades se mantienen en la búsqueda de soluciones.

Por ejemplo, Asomicrofinanzas y el director del Invima, Julio Cesar Aldana, aseguran que los registros que tengan que hacer las microempresas dentro de la entidad son totalmente gratuitos.

Así mismo, Colpensiones también facilitó un programa llamado ‘Piso de Protección’. Esta iniciativa buscar incentivar a que las personas con régimen subsidiado en salud o contributivo, puedan aportar desde cinco mil pesos diarios a su pensión. Lo anterior, con el objetivo de poder brindar una jubilación digna y tranquila.

Uno de los factores que no incluye el proyecto es la afiliación al ARL. Sin embargo, sí hay un seguro de accidentes laborales que cubrirá a la persona en caso de sufrir algún altercado en horas laborales.

RETOS A VENCER

De acuerdo con un estudio realizado por el Banco Mundial, una de las nueve trampas de la informalidad en Colombia es que las personas no tengan acceso a productos financieros.

Por lo tanto, y como se ha mencionado anteriormente, es importante que como primer pilar se lleve a cabo un proceso educativo e informativo sobre los procesos que se tienen que desarrollar para constituir una empresa formal.

Esto lo ha intentado Asomicrofinanzas con una propuesta dirigida a la DIAN. La iniciativa, busca facilitarle y simplificarle los temas contables a los microempresarios. Lo anterior, teniendo en cuenta que, otro de los grandes retos es cambiar la forma de personas de las entidades gubernamentales.

En la medida que el recaudo tributario, la legislación económica y las ayudas financieras también estén orientadas hacia la base, nos encaminaremos hacia la formalización de toda la actividad productiva del país.