Ley de emprendimiento simplifica contabilidad en microempresas -
emprendimiento

Ley de emprendimiento simplifica contabilidad en microempresas

Las microempresas han estado en el centro de atención de las políticas económicas recientes. Y con la difícil situación que dejó la pandemia, el gobierno del presidente Duque sabe que los microempresarios son el impulso para reactivar al país. Por lo tanto, el Gobierno Nacional promulgó la Ley de Emprendimiento el pasado 31 de diciembre de 2020. Dicha ley reúne una serie de beneficios contables, financieros y comerciales para simplificar procesos que anteriormente representaban trabas para emprendedores.

De esta manera, la ley de emprendimiento facultó al Gobierno para permitir a personas naturales y jurídicas a llevar su contabilidad de forma simplificada. Esto significa, emitir revelaciones y estados financieros abreviados. En adición, estos podrán ser objeto de aseguramiento de información de nivel moderado.

TE PUEDE INTERESAR: PRESIDENCIA SANCIONA LEY DE EMPRENDIMIENTO

Diferentes modalidades de contabilidad

Adicionalmente, la ley de emprendimiento admite que las microempresas lleven la contabilidad según las bases que se adapten a la realidad de sus operaciones. Entre ellas:

  • Base de efectivo o caja: Reconoce únicamente los movimientos que tienen que ver con entradas y salidas de dinero.
  • Base de causación o devengo: Reconoce los hechos económicos cuando se realizan, y no necesariamente cuando son pagados. Esto lleva a tener en cuenta pasivos y activos.
  • Base de efectivo o caja modificada: Es una método mixto que reúne las dos anteriores. Lleva a reconocer ciertos movimientos basados en entradas y salidas de dinero. De la misma manera, lleva a reconocer otros movimientos sobre la base de causación.

Estas medidas se aplicarán según la cantidad de activos, el volumen de sus ingresos, el número de empleados y la estructura jurídica de la organización.

En suma, la ley de emprendimiento busca apoyar el momento inicial de las microempresas y permitir su desarrollo. En este caso puntual, los microempresarios podrán disminuir los gastos relacionados con la contabilidad, entre otros factores. Entre ellos, el pago de servicios contables de profesionales que operen bajo los parámetros de la contabilidad internacional.

Sólo queda esperar la aclaración por parte del Gobierno sobre cuáles son los obligados y las microempresas que podrán implementar las medidas de simplifcación en la contabilidad.