JCC

La Junta Central de Contadores JCC y las actividades de inspección

Desde el 2017 la Junta Central de Contadores, JCC, empezó un proceso histórico en el que se desarrolló su actividad de inspección. #TeContamos más, aquí.

 

Lo cierto es que no haber realizado de manera regular inspecciones al ejercicio profesional, ha tenido un efecto nocivo para la calidad de la profesión. También hay que hacer un reconocimiento al Consejo Técnico de la Contaduría Pública (CTCP) que ha apoyado técnicamente este proceso aportando capacitación a los profesionales que ha contratado la Junta para desarrollar esta supervisión.

 

Te puede interesar: Cómo establecer un buen equipo de auditoría dentro de una empresa

 

Durante muchos años, el papel de la JCC fue básicamente reactivo, actuaba frente a escándalos de prensa por quejas interpuestas, muchas de las cuales provenían de conflictos entre contadores o por remisión de otros entes del Estado, en especial la DIAN y las superintendencias.

 

Siempre se ha considerado que actuar de manera reactiva y no proactiva tiene un efecto prácticamente inocuo sobre el nivel de calidad del ejercicio. Esto porque si bien es cierta que la sanción es necesaria, también la prevención es mucho mejor e incomparablemente menos costosa para las entidades y para la sociedad.

 

 

En consecuencia, la mejoría de la profesión requiere de voluntad política, la cual ha sido muy baja en el país, porque tanto el alto gobierno como los legisladores no han comprendido la importancia de la profesión para el desarrollo nacional.

 

 

Esta tal vez fue una de las razones que impidió que la JCC hiciera inspección de tipo preventivo y por la falta de recursos y la imposibilidad de lograr convencer al Estado de la necesidad de utilizarlos. En el caso de la JCC, esto resulta incomprensiblemente paradójico pues hay miles de millones de pesos en tesorería, pero no se pueden utilizar porque el entrabado proceso de aprobación presupuestal lo impide.

 

Te puede interesar: Los sistemas ADA y su función en las auditorías contables

 

La estructura de la JCC ha mejorado luego de que el director lograra la aprobación para contratar alrededor de 50 profesionales para efectuar la actividad de inspección. Sin embargo, es claro que ni la modalidad de contratación, ni la remuneración, ni el perfil de los profesionales son los ideales, no parece lógico que la entidad cuente apenas con 11 personas de planta, pero para desarrollar sus labores misionales cuente con alrededor de 120 contratistas.

 

 

Los cambios y el crecimiento explosivo de la profesión requieren medidas de fondo urgentes, y eso incluye una reforma institucional. Pero mientras no exista ese interés en el alto gobierno y en el congreso, esto va a ser muy difícil de lograr.

 

 

Otros artículos relacionados: 

Los sistemas ADA y su función en las auditorías contables

Conoce cómo registrar una sociedad de contadores por primera vez

¿Qué están haciendo las instituciones educativas para adaptar la tecnología al gremio contable?