¿La depreciación de activos cambia por el Coronavirus? Contadores -
depreciación

¿La depreciación de activos cambia por el Coronavirus?

A causa de la coyuntura por el Coronavirus, muchas empresas han suspendido sus funciones por la baja de sus ingresos. Ante la disminución de la productividad, muchos de sus activos dejan de ser utilizados pero, y aunque resulte paradójico, su depreciación continúa.

Maquinaria, instalaciones y equipos, a pesar de no ser usados, tienen una vida útil que está calculada sobre el tiempo y su depreciación puede generar mayores pérdidas en un periodo de improductividad.

Por lo tanto, y ante una situación de parálisis e improductividad. Se requiere revisar si el cálculo de la depreciación de nuestros activos debe cambiar en comparación al de un periodo de rendimiento.

Analicemos la situación de cerca.

Según los Estándares Internacionales, el párrafo 17.20 del Estándar para Pymes indica que  “la depreciación de un activo no debe cesar durante su vida útil, incluso en los periodos en los que el activo deje de utilizarse”.

Te puede interesar: ¿A QUÉ SE ENFRENTAN LOS CONTADORES ANTE EL CORONAVIRUS?

Sin embargo, el párrafo 17.19 de dicho estándar subraya que las entidades pueden cambiar sus estimaciones iniciales y modificar el método de depreciación, el valor residual o la vida útil de un activo, toda vez que las condiciones de su uso cambien.

A esto se suma lo señalado en el párrafo 17.23, el cual indica que “cuando exista un cambio significativo en este patrón de consumo la entidad debe revisar su método de depreciación y cambiarlo de ser necesario”. Lo cual se entenderá como un cambio de estimación contable, tal como lo incluye el Estándar para Pymes.

Ante la necesidad de aplicar tales cambios, las entidades no tendrán que ajustar los Estados Financieros anteriores. Puesto que los cambios de estimación contables son prospectivos y no afectan las decisiones anteriores.