Beneficios tributarios para quienes se acojan al Impuesto de Normalización

Normalización

Beneficios tributarios para quienes se acojan al Impuesto de Normalización

La normalización tributaria es aquel impuesto que es causado por la posesión de activos omitidos o pasivos inexistentes al primero de enero del año 2019. De acuerdo con la DIAN, todos los ciudadanos que tengan pasivos inexistentes o activos omitidos, podrán legalizarlos y normalizarlos en el año pagando solo un 13% de impuesto.

 

Con la inmediatez de la información, los entes de control y el más importante de fiscalización la DIAN; se ha llegado al punto en que la información económica de los contribuyentes relacionada con bienes representados en dinero o activos poseídos en el exterior, serán identificados desde Colombia.

 

Si un contribuyente tiene depósitos bancarios, inversiones, activos en el exterior y otro tipo de créditos activos los mismos y no han sido declarados en Colombia, van a ser objeto de fiscalización con las sanciones y demás procedimientos imputables a este tipo de evasión fiscal.

 

Te puede interesar: Habrá dos opciones para el contribuyente que esté obligado a presentar ICA en la renta

 

Con la implementación de la reforma tributaria del actual gobierno -Ley de Financiamiento, 1943 del 2018- se abrió la posibilidad de que los contribuyentes accedieran a la normalización tributaria, teniendo en cuenta que este funciona como complemento al impuesto sobre la renta y al impuesto de patrimonio, el cual gravará a las personas que posean activos omitidos o en su defecto, hayan registrado pasivos inexistentes.

 

La DIAN, como entidad encargada de recaudar los impuestos de los colombianos, invitó a los contribuyentes a que se acojan a este impuesto con el fin de aminorar o disminuir la carga tributaria, en las declaraciones de impuestos nacionales. 

 

Quienes deseen aprovechar esta oportunidad tendrán plazo máximo hasta el 25 de septiembre del presente año para reportar sus impuestos. Hay que tener en cuenta que solo podrán acceder a este beneficio quienes declaren en el formulario 445. 

 

En este documento, los contribuyentes deberán normalizar y declarar los activos ubicados en Colombia o en el exterior que no hayan sido presentados en anteriores impuestos. La DIAN señaló que “si los contribuyentes reinvierte los activos en Colombia paga una tarifa de Normalización del 6,5% sobre el valor de estos bienes.” 

 

Otros de los beneficios de acogerse a la impuesto de normalización tributaria son: 

 

• Determinación de Renta gravable por el sistema de comparación patrimonial.

 

• Generación de Renta líquida gravable por activos omitidos en el año en que se declaren ni en los años anteriores respecto de las declaraciones del impuesto sobre la renta y complementarios.

 

• La inclusión de Normalización de activos no generará sanción alguna en ningún impuesto con efectos retroactivos.

 

Te puede interesar: Nuevo plazo para acogerse al régimen simple de tributación

 

• Tampoco generará acción penal por la omisión de activos omitidos o pasivos inexistentes, que hayan quedado sujetos al nuevo Impuesto Complementario de Normalización Tributaria.

 

• Cuando los contribuyentes repatrien activos omitidos que sean invertidos con vocación de permanencia en el país (permanecen en Colombia por un periodo no inferior a dos (2) años contados a partir del vencimiento del plazo para efectuar las inversiones con vocación de permanencia) antes del 31 de diciembre de 2019, la base gravable del Impuesto de Normalización Tributaria corresponderá al 50% del valor de activos omitidos que sean efectivamente repatriados.

 

Si por el contrario, el contribuyente no hace uso de los beneficios del impuesto de normalización tributaria, podría enfrentar graves sanciones penales como el pago del 200% del mayor valor del impuesto a cargo. También podría estar expuesto a una multa penal del 20% del valor del activo que omitió. En el caso más grave, podría pagar una pena carcelaria de 48 meses a 108 meses que serían aumentada conforme a lo establecido en el Código Penal Colombiano.