Arriba
Contáctanos

Sigue el camino del éxito: emprender y trabajar al mismo tiempo

18 julio, 2019

Emprender es uno de los trabajos que requiere más esfuerzo, persistencia y dedicación. Algunos consideran que empezar un negocio o “ser tu propio jefe” es más fácil de lo que se cree, pero resulta ser todo lo contrario, pues es cuando más tiempo y espacio inviertes. 

 

A esto hay que sumarle el hecho de que muchos emprendedores deciden sacar adelante sus ideas de negocio sin dejar su trabajo formal. Hay que aceptar que hacer las cosas al mismo tiempo puede resultar difícil, pero no imposible. 

 

Cuando se tiene un objetivo claro no se puede perder el horizonte y aunque escuches comentarios negativos, debes enfocarte en seguir el camino. Por otro lado, hay quienes dicen que trabajar mientras emprendes es lo mejor que puedes hacer dado que necesitas ingresos estables mientras tu negocio empieza a lucrarse de la forma que esperas. 

 

Te puede interesar: Netflix tiene las cinco películas que todo emprendedor debe ver

 

Financieramente hablando, es fundamental seguir varios pasos para que el emprendimiento surja mientras cumples con tus responsabilidades laborales. A continuación, #TeContamos los puntos claves que podrían ayudarte: 

 

1. Tablas de gastos fijos y variables: Pensarás que es obvio hablar de gastos, lo que no sabías es que algunos son considerados como fijos y otros variables, es decir, cuales son mensuales y cuáles son necesarios. Por ejemplo, los servicios públicos, la vivienda, alimentación y gastos de primera mano son considerados como gastos fijos. Si puedes hacer una reducción en tus gastos variables como: salidas, viajes o entretenimiento podrías ahorrarlos e invertirlos en tu idea de negocio. Aquí te recomendamos utilizar un Excel o aplicaciones como “Monefy” o “Registro Contable”. 

 

2. Gestiona el tiempo: Tal vez el recurso más importante durante el emprendimiento es el tiempo. Es importante que gestiones tus horarios de tal manera en que puedas cumplir con tu trabajo formal, asimismo, encontrar un tiempo considerable para desarrollar tu negocio. Un planeador puede ser una opción, este te permitirá escribir las tareas que tienes en el día a día y hacer un correcto seguimiento para saber si estás cumpliendo con lo pactado. 

 

3. Define a tus clientes: Segmentar tu mercado sin duda es uno de los pasos más urgentes dentro del negocio. En tus tiempos libres intenta trabajar en los prospectos de clientes que requiere tu emprendimiento. Esto te dará un indicio de lo que necesitas y ahorraras tiempo ¡que sí que lo necesitas mientras emprendes y trabajas! 

 

4. Divulga tu idea: Mientras tu idea de negocio se va “cocinando” puedes contarles a las personas más cercanas a tu circulo social lo que planeas. Nunca está demás pedir ayuda a tus amigos o familiares. En muchas ocasiones, los más allegados pueden apoyarte ya sea con materiales, tiempo u otro recurso que necesites, así será más fácil trabajar y emprender a la vez. 

 

5. Empieza a ejecutar la idea: Si ya tienes claro cuál es tu objetivo y la implementación, es momento de poner a prueba tu idea de negocio. No es necesario que renuncies a tu trabajo, aquí lo importante es que tu emprendimiento se encuentre andando sobre ruedas para que en el momento que decidas dejar tu empleo puedes saltar directamente a tu negocio. 

 

No todos los emprendimientos inician de la misma manera, sin embargo, puedes guiarte por casos de éxito de emprendedores que han logrado llevar su idea a cabo mientras trabajaban. Recuerda que los obstáculos muchas veces son puestos por nosotros mismo. Aunque requiera de mucho esfuerzo, al final el resultado recompensará las noches en desvelo y los días sin descanso. 

 

 

Compártelo:
FORGOT PASSWORD ?
Lost your password? Please enter your username or email address. You will receive a link to create a new password via email.
We do not share your personal details with anyone.