El sí y el no de las incapacidades laborales - Revista Contamos
Incapacidades

El sí y el no de las incapacidades laborales

Se han encontrado diversos problemas en el trato que se les está dando a los pacientes por parte de las Entidades Promotoras de Salud (EPS) que niegan las incapacidades a las personas debido a que los médicos consideran que no se trata de enfermedades riesgosas.

Cuando un trabajador asiste al médico, ya sea por consulta prioritaria o urgencias, lo hace con el fin de que su enfermedad sea tratada. Dependiendo de la enfermedad diagnosticada, el médico opta por recetar medicamentos o días de reposo. El problema radica cuando el médico determina que la enfermedad que tiene el empleado no presenta dificultad para laborar.

Cabe resaltar que si un empleado comparece de una enfermedad asociada con gripe, influenza u otro tipo de virus, puede ser un riesgo para sus demás compañeros. El médico tratante no solo debe considerar el hecho de que el empleado se encuentra indispuesto de salud sino que también puede contagiar a las personas a su alrededor.

TE PUEDE INTERESAR: RECOMENDACIONES PARA MEJORAR TUS CONDICIONES LABORALES

Desde el ámbito médico debe haber más conciencia cuando el paciente amerita una incapacidad mínima. No otorgar una incapacidad al empleado puede ocasionar enfermedades futuras y bajo rendimiento en el trabajo a causa del malestar.

El Ministerio de Salud hace énfasis en el trámite que se le deben dar a la incapacidades laborales. Debido a que las EPS están obligadas a dar el tratamiento necesario para los pacientes y no se deben ver vulnerados ni sus derechos, ni sus  pagos de incapacidades derivados de enfermedades generales de origen común superiores a 540 días como lo señala el Decreto 1333 del 2018.

Sin embargo, el uso de las incapacidades laborales se hacen únicamente si el empleado no se siente con entera disponibilidad física y mental para realizar sus tareas. La falsedad de incapacidades médicas acarrea fuerte sanciones e incluso la cárcel.