productividad

El sentimiento clave para incrementar la productividad se llama: Felicidad

El aumento en los niveles de felicidad de los empleados puede mejorar hasta en un 12% la productividad de una empresa.

Desde Wormhole, la compañía fundadora de la primera plataforma de Live Learning del mercado mencionan un estudio realizado por la Universidad de Stanford. En este, se revela que un aumento en los niveles de felicidad de los empleados puede mejorar hasta en un 12% la productividad.

La investigación afirma que “en ocasiones, las tareas se vuelven recurrentes y los resultados en la empresa tienden a disminuir. ¿Por qué? tenemos la falsa percepción de que sólo la automatización de las tareas es determinante para el éxito de la compañía, pero la armonía laboral va mucho más allá de esto”.

TE PUEDE INTERESAR: EL ERROR DE LOS EMPLEADOS AL CONFUNDIR PRODUCTIVIDAD CON PROACTIVIDAD

Se recomiendan tres simples prácticas para incluir en la cultura de una organización:

1. Promover la comunicación. 

Shawn Achor, autor de ‘The Happiness advantage‘ asegura que el “25% del éxito laboral depende del coeficiente intelectual. Mientras que el 75% depende del estado anímico y el nivel de conexión con los demás”. Por lo que es muy importante que se procure generar dinámicas laborales que permitan el desarrollo de relaciones interpersonales armoniosas. Así como, la sana comunicación entre los miembros de los equipos de trabajo.

2. ¡Cortar con la rutina! 

Encontrar breves momentos de dispersión durante el día contribuye a disminuir el nivel de stress de los empleados. Fomentar actividades recreativas en grupo, para mejorar las relaciones interpersonales y mejorar el clima de trabajo, permite que los colaboradores tengan tiempos cortos de distracción individual.

Sorprenderá darse cuenta que una gran idea puede surgir después de breves minutos de contestar una llamada o revisar las redes sociales personales.

TE PUEDE INTERESAR: FELICIDAD EN EL TRABAJO: ¿DE QUIÉN ES LA RESPONSABILIDAD DE MANTENER FELICES A LOS EMPLEADOS?

3. Crear programas de capacitación.

Invierte en el crecimiento intelectual de tus empleados, demostrándoles que no sólo estas esperando que ellos aporten productividad a la empresa sino que tú estás interesado en su crecimiento personal. A través de metodología de educación a distancia, puedes contribuir a la formación de tus empleados sin agregar demasiado peso a su carga horaria.

De acuerdo con los expertos, “la mayoría de las personas pasa un tercio de su tiempo en el trabajo por lo que si carecen de armonía en este ámbito, se verán afectados psicológicamente y esto impactará en la productividad de la empresa. Puedes marcar la diferencia desde tu organización, crea un espacio donde tus empleados se conviertan no sólo en mejores profesionales, sino en mejores personas: ¡fomenta su felicidad!”.