contador

¿Cómo saber si tienes alma de contador?

¿Pensando qué estudiar y ser contador es una de tus opciones? o ¿Ya te graduaste, pero no sabes si es lo tuyo?

Aunque la contabilidad es una de las profesiones más antiguas, aún hay miles de estudiantes que siguen eligiéndola como forma de vida.

Si la idea de dedicarte a los números y las estadísticas te atrae cada vez más, es tiempo de conocer si tienes madera suficiente para ser un excelente contador.

1. MANEJAS TU TIEMPO A LA PERFECCIÓN

Una buena gestión del tiempo es una habilidad que no falta en ningún contador. Teniendo en cuenta que tu labor se verá siempre asociada a fechas de cierres contables, pago de impuestos, exógenas, entre otros, es clave tener la capacidad de administrar de forma efectiva las horas que dedicas al trabajo.

2. AMAS LAS MATEMÁTICAS Y SE TE FACILITAN

Los contadores sienten verdadera pasión por las matemáticas, comprenden los números a la perfección e incluso disfrutan de verse rodeados de estadísticas. Además, suelen tener una forma particular para entender los números de una manera que pocos entenderán, por ejemplo: son capaces de escribir con total precisión casi cualquier número decimal.

te puede interesar: COLOMBIA: PAÍS DE EMPRENDEDORES

3. TE EMOCIONA REALIZAR TODAS TUS TAREAS

Algunos puestos dentro de la contabilidad exigen diferentes retos, unos con más adrenalina que otros, sin embargo, la idea de hacer cierres contables, declaraciones de renta, delaciones de impuestos, preparar reportes, entre otros, te resultan muy atractivas y si este es tu caso, vas por un buen camino.

4. TIENES EXCELENTES HABILIDADES DE COMUNICACIÓN

Años atrás se creía que los contadores eran pocos sociables por el hecho de permanecer siempre dentro de una oficina. Esto, no tiene nada que ver con el contador actual, dado que su profesión le exige entablar buenas relaciones personales y profesionales con sus colegas, clientes y socios. Por ende, todo buen contador debe tener habilidades de comunicación tanto verbal como escrita.

5. TIENES BUENA ATENCIÓN ANTE LOS DETALLES

Has escuchado el típico ejemplo de “el orden del factor, no altera su resultado”, pues esto no aplica en la contabilidad, dado que los números deben ser perfectos para hacer un trabajo que deje conformes a los clientes.

Por ello, los contadores tienen una facilidad de llenarse de documentos y recordar con precisión cada movimiento o proceso, de manera que puedan encontrar dónde está el detalle que no permite hacer el cierre necesario.

Entonces, si te sientes identificado con estas 5 características, ¡Felicitaciones! Tienes madera para ser un gran contador. Por el contrario, si nada de esto te parece agradable, te invitamos a que nos escribas a hablemos@contamos.com.co y nos cuentes cómo podemos ayudarte.