dinero

¿Por qué el dinero se debe atraer con la mente?

¿Quieres generar dinero desde lo que piensas y haces? Jürgen Klaric, el experto mundial en Neuromarketing y Neuroeducación, habla en su charla Neuroriqueza sobre los hábitos que te llevarán a ser rico, los pensamientos que te harán millonario, pero un millonario integral.

Debemos ser conscientes de la fuerza y la capacidad de la mente, pues los pensamientos producen sentimientos que se reflejan en acciones, así que si queremos ser millonarios debemos empezar por tener una mente millonaria y modificar nuestras raíces.

Ese cambio de “chip” implica sacrificar costumbres, amigos y demás círculos que no te impulsan a cumplir ese deseo de tu mente de ser próspero y de saber que merecemos lo mejor de la vida. Debemos sacudir todo lo que contenemos, todas las frases negativas con las que crecimos y volver a armar nuestras bases pensando en las cosas positivas que podemos llegar a hacer.

El concepto errado del dinero como un medio de división, de infelicidad, es lo que nos impide avanzar. El significado del dinero en tu vida y el conocimiento de tus pensamientos es fundamental para ser rico de verdad.

TE PUEDE INTERESAR: TIPS PARA INCREMENTAR VENTAS EN TU NEGOCIO A CORTO PLAZO

Peor que ser pobre, es ser mentalmente pobre

La mentalidad de pobre te hace perder oportunidades. Los millonarios se arriesgan, obviamente revisando previamente el panorama, pero se lanzan y lo apuestan todo porque saben de lo que son capaces. A eso debemos llegar con nuestra mente, a tener constantemente actitud y energía positiva para entender que cuanto más se da, más se recibe.

Pero definamos en primer lugar ¿Quién es pobre? Pobre es aquel que constantemente está persiguiendo el dinero, siempre le falta, llega el día de pagar las deudas del mes y lucha por cubrir los pagos, no le alcanza el dinero, no tiene estabilidad económica y no puede hacer lo que sueña. En ese orden de ideas, existen personas con altos ingresos que son pobres, porque no retienen riquezas, el dinero que les llega lo tienen que gastar en deudas.

Ahora bien, quien logra pagar sus compromisos y le sobra dinero para darse lujos tiene libertad financiera; quien puede darse esos gustos es rico, pero eso no significa que sea feliz y allí es donde se debe trabajar por ser millonario y próspero, porque la prosperidad es la felicidad, es la riqueza del corazón.

¿Cómo piensan los millonarios?

Para responder eso, debes conocer la experiencia de personas exitosas y ser amigo de ellas. Eso te ayudará a deshacerte de la mentalidad de pobre, y en la medida en que trabajes en esas relaciones con los demás y cuanto más aprendas de ellos, más vas a poder ver con claridad que la pobreza es un problema netamente mental.

El dinero y las cosas no valen por lo que son sino por lo que significan, por eso es importante que encuentres tu significado del dinero, pues debe traducirse para ti en algo que brinde felicidad. Si para ti el dinero significa poder ayudar a tu familia o brindarles los mejores momentos a tus padres, comprenderás que el dinero sí es felicidad, porque es la felicidad y tranquilidad tuya y de quienes amas.

Adiós a las excusas

Las frases típicas de “soy pobre porque no pude estudiar” o “porque no tengo maestrías”, entre tantas otras, no hacen más que poner un límite a tus deseos. Debes decir siempre “Tengo todas las capacidades para ser rico”, porque en torno a eso funcionará tu cerebro y por ende tus decisiones y acciones.

Acepta que el hecho de que no seas rico no tiene ningún culpable aparte de ti mismo. Si no eres rico es porque no sabes ser rico, porque no piensas como rico y no te esfuerzas en serlo.

Es entonces momento de cambiar la mentalidad, atraer solo cosas positivas con la mente, pero además, entender que no es solo pensar sino que es importante actuar para que la prosperidad llegue por sí misma.