¿Están amenazadas las criptomonedas por la computación cuántica?

La teoría apunta que los ordenadores cuánticos, cada vez más en desarrollo, podrían acabar con las criptomonedas. Pero, ¿puede la teoría llegar a hacerse real, puede suceder eso en la práctica? Para responder a esta pregunta conviene primero saber qué es la computación cuántica y saber si con esta tecnología se podría realizar un ataque a la red de Bitcoin y otras criptodivisas.

¿Qué es la computación cuántica?

Los ordenadores cuánticos funcionan con Qbits, un sistema diferente al de los equipos informáticos tradicionales, que lo hacen con bits. Los bits pueden ser un uno o un cero, y de ahí el uso del código binario.

En la computación cuántica lo que sucede es que no hay ceros y unos, sino una esfera tridimensional a modo de matriz donde se realizan numerosos cálculos al mismo tiempo. Esto está fuera del alcance de la informática tradicional.

Actualmente los ordenadores cuánticos más avanzados tienen 127 Qbits, pero para alcanzar el máximo potencial de esta tecnología habría que conseguir ordenadores mucho más avanzados, algo que no se espera a nivel usuario en los próximos años. Las implicaciones de este tipo de computación llegan a numerosos sectores, desde las telecomunicaciones a las farmacias, pasando por las finanzas, los sistemas financieros y hasta las criptomonedas. De hecho, muchos bancos ya trabajan con esta posibilidad.

¿Cómo se relaciona la computación cuántica y las criptomonedas?

Muchas criptomonedas, en especial el Bitcoin, están basadas en la tecnología blockchain, que es otro sistema de computación pero en este caso distribuido. En él la carga de trabajo no recae en un único nodo o servidor, sino en varios.

Todas las transacciones que se producen en el sistema se van registrando en bloques de datos que están unidos entre sí. Las uniones son irreversibles, y por tanto los registros son inmutables. Así se garantiza la trazabilidad en el sistema.

La protección de los datos se realiza mediante criptografía, una técnica que permite el cifrado mediante computación. Las criptomonedas, que echan mano de la tecnología blockchain para operar, pueden resultar muy débiles ante los ordenadores cuánticos, pues si llegan a ser suficientemente potentes, podrían descifrar o manipular las redes blockchain.

En teoría, una red muy desarrollada de computación cuántica destruiría gran parte del universo criptomonedas. Sin embargo, ya hay organismos que están trabajando en posibles soluciones. El US National Institute of Standards and Technology estudia propuestas para una criptografía post computación cuántica.

A esto hay que sumar que el desarrollo de la tecnología cuántica todavía es lento. De hecho, es poco probable que los ordenadores con enormes cifras de Qbits lleguen a ser viables de aquí a una década, al menos a nivel comercial.

Tranquilidad en el mundo crypto, la computación cuántica no acabará con las criptomonedas

Mark Webber, de la Universidad de Sussex (Reino Unido), señala que para romper el nivel de encriptación que tienen las criptomonedas, y otros muchos sectores, se necesitaría un ordenador cuántico con 1.9000 millones de Qbits. Y basta recordar que el equipo más avanzado en esta tecnología solo tiene 127 Qbits.

Andersen Cheng, CEO de Quantum Computing, declaró al medio Decrypt que la computación cuántica no es algo que vaya a llegar al mercado general a corto plazo. A su vez, la propia industria de las criptomonedas puede adaptarse a esta tecnología.

Si hoy día, espacios como el blog de finanzas Hoddled ponen el foco en el intercambio de estas divisas como mecanismo financiero, en un futuro podrán hacer lo mismo con un grado de protección de las criptomonedas mucho más avanzado. Ya hay muchos expertos trabajando en este escenario y en todos aquellos que dependen de la criptografía, como los banco.

Los investigadores del Imperial College de London han sugerido un soft fork de la blockchain de Bitcoin que permitiría la transición segura de los fondos a carteras resistentes al quantum. Y en otros foros se propone aumentar el tamaño de las claves de Bitcoin para que sean menos accesibles a los ordenadores cuánticos.

Hasta empresas de gestión de criptoactivos confirman que es muy probable que los sistemas cuánticos resulten inviables para competir con los mineros ASIC, el principal para Bitcoin. No hay que tener temor ante los avances informáticos y tecnológicos, simplemente adaptarse a ellos.