¿Cómo realizar adecuadamente una compra de cartera?

¿Cómo realizar adecuadamente una compra de cartera?

La principal causa por la que una persona decide acceder a una compra de cartera consiste en su intención de cambiar la tasa de interés de sus créditos, por una más baja. Aún más, hay personas que pueden pagar sin problemas sus cuotas mensuales en varias entidades, pero identifican en la compra de cartera una opción para unificar sus créditos y pagar una tasa fija y más baja.

 

Mediante la compra de cartera, se evita participar en el pago a varias entidades financieras. Así, el usuario puede eludir la comunicación con varias entidades. Además, podrá tener el beneficio de realizar un solo pago mensual. Con esto, las personas pueden apreciar un mayor control y respaldo sobre sus finanzas personales.

 

Te puede interesar: ¿Cómo implementar una estrategia de desmonte de deudas de manera efectiva?

 

Además de bajar la tasa de interés, con la compra de cartera se puede acceder a un plazo de financiamiento mayor, con lo que bajaría la cuota mensual a aportar. Normalmente, la nueva deuda tiene nuevas condiciones que podrían traer mejores beneficios para el cliente.

 

A pesar de los beneficios que puede traer la compra de cartera, las ventajas son relativas a cada caso particular. Muchas personas prefieren alargar el plazo de endeudamiento dentro de la misma entidad financiera, aún cuando la tasa de interés mensual sea un poco más alta. Los beneficios de esta decisión solo aplicarían para evitar intereses por mora.

 

No obstante, no siempre es posible acceder a una compra de cartera, teniendo en cuenta que esta estará determinada por la capacidad de endeudamiento y el riesgo de pago de cada solicitante o deudor. Una entidad financiera no comprará cartera a quien se encuentre reportado ante las centrales de riesgo, ni a quien pueda atrasarse con los pagos mensuales.

 

Para que una compra de cartera beneficie al usuario, este debe revisar que el acceso a este producto financiero le permita unificar sus deudas y que la tasa de interés disminuya considerablemente. Si la tasa aumenta, al menos deberá poder liquidar su deuda a un plazo mayor en meses, según su capacidad de pago.

 

Debido a que existen cientos de entidades de crédito en el país, es difícil para una persona del común saber cuál es la mejor opción al momento de comprar una cartera de crédito. Por lo tanto, es importante asesorarse de un experto que guiar a las personas según sus necesidades financieras. Con esto, se podrá elegir la mejor opción y generar beneficios a corto y largo plazo.

 

Es importante que el deudor no acepte la primera compra de cartera que le ofrecen en el mercado financiero. Muchas veces, esta puede ser la opción menos adecuada. Hay personas que no realizan cálculos adecuadamente y terminan perjudicando su patrimonio al solicitar nuevos créditos, cuya tasa de interés anual puede resultar más alta de la que se estaba pagando, o porque el plazo en meses no se adapta a las capacidades de endeudamiento.

 

Finalmente, es importante no desanimarse cuando una entidad financiera decida rechazar la compra de cartera. Seguramente, el usuario podrá realizar el proceso en otra entidad financiera, teniendo en cuenta que cada una ofrece condiciones y plazos diferentes.