¿Cambiarías tu profesión por un mejor salario? - Revista Contamos

¿Cambiarías tu profesión por un mejor salario?

Culminar los estudios básicos secundarios y entrar a la universidad es a lo que muchos quisieran llegar, teniendo en cuenta que las personas se proyectan en un buen puesto de trabajo y pretenden superarse académicamente.

 

Existen colegios que imparten la ‘orientación vocacional’ que  trata de enseñar a los estudiantes de básica secundaria a planear su futuro y a ver qué carreras profesionales se asemejan a sus capacidades y aptitudes. Esto no quiere decir que es una obligación estudiar lo que resultó del análisis, la intención es conocer cuáles son las características de un pensum o estudio superior que compagina con las cualidades del estudiante.

Te puede interesar: Lúcete con tu hoja de vida y gánate una beca en el extranjero

 

El paso por la educación superior fortalece y estimula los conocimientos de las personas. Por ello, los jóvenes y adultos intentan estudiar carreras profesionales afines con su pensamiento o gusto.

 

La mayor motivación de los estudiantes al momento de escoger el área en que se enfocarán, es conseguir un trabajo donde puedan ejercer sus habilidades, sin embargo, existen casos en los que difícilmente se puede ejercer la profesión y se debe optar por conseguir un trabajo que genere dinero, así no se haya estudiado para eso.

 

En muchas sociedades se ha interpuesto la problemática de que se debe estudiar algo que produzca ingresos y que augure un buen futuro. En el caso de Colombia, algunas personas egresadas se han visto en la obligación de ocupar trabajos totalmente diferentes a su área o a la carrera que estudiaron debido a que los cargos para los que se supone que se prepararon, no tienen mucha demanda o las ofertas laborales que se encuentran no son atractivas y poco remuneradas.

 

Yamile Pardo Morales, directora de Talento Humano de BDO en Colombia, señala que algunos se ven forzados a trabajar en lo que estudiaron por necesidad o por la oferta del mercado. A esto se le suma que hoy día los índices de empleo no ofrecen mayor seguridad y los profesionales se ven en la obligación de tomar un trabajo que ofrezca estabilidad y un salario puntual.

 

Sea cual sea el caso, lo fundamental es saber hasta qué punto están dispuestas las personas a conseguir un trabajo de acuerdo al pregrado y/o estudios universitarios que realizaron. Todo se basa en la perseverancia y confiar en las facultades que poseen para llegar a la meta propuesta.  

 

Resulta complicado encontrar un trabajo que se adapte a los conocimientos que se adquirieron en la educación superior. Al momento de tomar esta decisión es necesario que se examinen los factores personales, familiares y laborales. Aunque resulte ser una solución a los problemas monetarios, se deben considerar los riesgos, los resultados y los beneficios de cambiar de profesión por un trabajo mejor remunerado.