Administrar el ocio: ¿cómo incluir el entretenimiento en tus presupuestos personales?

Administrar el ocio: ¿cómo incluir el entretenimiento en tus presupuestos personales?

Nuestro tiempo libre, por lo general suele ser un pasivo muy importante, es decir, un tiempo en el que nos dedicamos a gastar dinero. Existen muchas formas en las que gastamos el dinero en nuestro tiempo libre, claro, existe la siempre convincente excusa de “para eso trabajo”, pero en realidad, hay una línea delgada entre gastar y malgastar. Es por ello que siempre es necesario tener un control sobre nuestros gastos, algo que muchos pasan por alto cuando se trata de ocio.

Dentro del presupuesto personal, familiar, o cualquier otro tipo de presupuesto que realices necesitas incluir las actividades que planeas realizar durante dicho tiempo libre. También es necesario que entiendas el impacto que los servicios de suscripción tienen en tu bolsillo, todas estas cuestiones debes tenerlas muy en cuenta, en especial porque muchos de estos servicios se debitan directamente de tu tarjeta de débito o crédito, cobrando, en algunos casos, sobrecargos de los cuales en realidad no eres consciente.

¿Cómo elaborar un presupuesto familiar que incluya el entretenimiento?

Para elaborar un presupuesto familiar, o un presupuesto personal, debes tener en cuenta los ingresos. Si solo eres tú, entonces debes tomar en cuenta, por supuesto, todas tus fuentes de ingreso, lo mismo si es una familia, ya que, por lo general, los gastos se comparten. De cualquier manera, el primer paso es sumarlos todos, y tener una idea lo más aproximada a la realidad posible de cuánto dinero tiene disponible la familia cada mes.

Necesidades básicas

El segundo paso es calcular cuánto gasta la familia en cubrir sus necesidades, es decir, la comida, agua, electricidad, internet, gas, entre otros. A esto llámemelos gastos esenciales.

Ocio

Luego, analiza cuáles son tus gastos mensuales en entretenimiento, esto incluye, por supuesto, salidas familiares, juegos, servicios de streaming y música, apuestas deportivas fiestas y todo lo demás. Es en el apartado de los gastos en ocio donde más puedes reducir gastos: se trata más que nada de prescindir de algunas actividades que, en realidad, no te aportan demasiado.

Por ejemplo, en las casas de apuestas en Colombia, puedes aprovechar las promociones que estas suelen lanzar de cuando en cuando y que te permiten obtener apuestas gratis o incrementos en el monto de tus depósitos. Ahora que estamos en pleno mundial, puedes encontrar promociones que puedan ser convenientes.

Si eres gamer, aprovecha a pasar esos juegos que tienen mucho tiempo guardados, evita las microtransacciones y las loot boxes para evitar gastar demás. Si te gusta ir al cine, aprovecha las promociones semanales de las salas de tu ciudad y cierra los servicios de streaming que actualmente no estés usando.

Lo mejor que puedes hacer para reducir tus gastos en ocio, es crear una lista con tus prioridades, qué servicios usas más, cuáles son más costosos y cuáles no. No es necesario que dejes, por ejemplo, de salir a comer con tu familia, pero sí que busques opciones más económicas.

Si tienes suficiente como para cubrir todas tus necesidades básicas, más entretenimiento, más otros gastos, entonces perfecto. Si no es así, y quieres empezar a ahorrar para realizar una compra importante, entonces es momento de pasar al último paso.

Crea partidas de gastos fijas

Ahora que sabes cuánto dinero tienes disponible, debes maximizarlo, y para ello, necesitas crear partidas de gastos, esto es, establecer gastos máximos que no debes propasar, de esta forma el ahorro será efectivo. Debes establecer cuánto gastarás en necesidades básicas, cuánto dejarás en caso de emergencia, y cuanto puedes permitirte gastar en entretenimiento

Teniendo en cuenta que las necesidades de cada familia son particulares, el único ítem que realmente se puede reducir es el entretenimiento, y quizás algunos gastos suntuarios. Asegúrate también de que, si no usas actualmente un servicio de streaming, desvincules todas tus tarjetas, para reducir aún más los gastos extras. Recuerda que debes configurar bien los pagos a tus tarjetas para que las empresas deban preguntarte antes de debitarse los pagos.

Conclusión

La importancia de generar presupuestos radica en controlar precisamente cada uno de tus gastos personales, de forma que puedas lograr resultados previamente planteados. Esto, además, te permitirá prescindir de algunos gastos extra de los cuales realmente no te beneficias y que, por supuesto, tengas mejor solvencia para cancelar deudas, o para planificar un viaje junto a tu familia, o incluso realizar algún tipo de compra importante.