Adaptación de las herramientas tecnológicas a las empresas tributarias

Adaptación de las herramientas tecnológicas a las empresas tributarias

Se ha hablado mucho sobre el uso de la tecnología y cómo esta ha logrado abarcar todos los campos profesionales. La contabilidad no ha sido la excepción, múltiples herramientas se han creado con base en la tecnología que ha facilitado el trabajo de los contadores y asimismo ha permitido que muchos de ellos desempeñen con éxitos los distintos roles de la contabilidad.

 

Las asesorías, consultorías, análisis y estratégicas son aquellas funciones que se han visto beneficiadas por la tecnología. Sin embargo, los conocimientos y las destrezas laborales de los profesionales son las que siguen primando dentro de los cargos.  Cabe mencionar que los contadores públicos de hoy día, conocen muy bien la industria o sector en el que se desempeñan, participan en las estrategias organizacionales, son creativos, competitivos, comprometidos con su trabajo y se centran en generar confianza a sus clientes.

 

Aunque algunos profesionales del gremio contable han manifestado su temor al cambio tecnológico, otros han apostado a la adaptación las tecnologías de la información y las comunicaciones (TIC) pues ellos consideran que estas herramientas facilitan el acceso, emisión y los tratamiento de la información, además garantizan la seguridad en el ciberespacio y ayudan a la organización de archivos.

Te puede interesar: El IAASB publicó el III volumen del manual de pronunciamientos internacionales

 

Recientemente, la Asociación de Contadores Públicos Colegiados (ACCA, por sus siglas en inglés)  dio a conocer el informe titulado “Las herramientas tecnológicas y el futuro de la administración tributaria” esto con el fin de reiterar la función de la tecnología dentro del ejercicio contable y cómo pueden ayudar a las administraciones tributarias y así realizar recaudos efectivos de impuestos.

 

Dado que la era digital ha cumplido las expectativas de muchos empresarios, la ACCA también se ha unido y ha hecho un llamado a las administraciones tributarias para que se disminuya el peligro de imponer requisitos tecnológicos restrictivos a los contribuyentes, según la Asociación “se puede privar a las empresas de la oportunidad de explotar una tecnología económicamente más eficiente, y a crear un sistema fiscal estandarizado que saque el mayor provecho posible a los avances tecnológicos (cambio de registros físicos a electrónicos, digitalización)”

 

Esto quiere decir que la tecnología puede avanzar cada vez más, pero las empresas asociadas con la contabilidad deben ir a un ritmo prevenido, solo así se tendrá certeza de las herramientas tecnológicas que necesitan dentro del gremio contable.

 

Cabe recordar que las empresas que manejan tributos operan de manera independiente, y cada una de ellas puede adaptarse de formas diferentes, asimismo se tendrá que revisar cómo esto beneficia a la actividad económica en curso.  Para que las entidades o empresas fiscales prosperen en el campo tecnológico deberán supervisar y analizar si la innovación puede hacer crecer sus negocios y hacer parte de la red digital.