¿Qué sucede cuando el empleador fallece? - Revista Contamos
empleador

¿Qué sucede cuando el empleador fallece?

En las cuestiones laborales nadie está exento de situaciones que deriven en consecuencias para las empresas y quienes las constituyen. Un claro ejemplo es el fallecimiento del empleador.

El Ministerio de Trabajo ha manifestado que el fallecimiento del empleador no genera la terminación del vínculo laboral; contrario a la situación que se presenta cuando es el trabajador quien fallece. Entonces ¿Qué sucede en este caso?

SUSPENSIÓN DEL CONTRATO

Se entiende como suspensión aquella situación en la cual se interrumpe para el empleador la obligación de pagar por un lapso salarios y demás obligaciones laborales. A la par, para el trabajador se interrumpe la obligación de prestar sus servicios laborales por el tiempo que dura dicha medida.

El artículo 51 del Código Sustantivo del trabajo estipula que cuando el empleador sea una persona natural y fallezca, se procederá a la suspensión del contrato de trabajo. De igual forma se indica que cuando el empleador fallece, aunque no se termina el contrato, sí podrá estipularse que se suspende la relación laboral.

TE PUEDE INTERESAR: LIQUIDACIÓN DE SALARIO Y PRESTACIONES SOCIALES A TRABAJADOR FALLECIDO

Teniendo en cuenta lo anterior, se generan consecuencias como el cese de las labores por parte del trabajador. A pesar de ello, cuando se declare la situación de suspensión laboral la entidad seguirá teniendo la obligación en cuanto al pago de primas y aportes de seguridad social en salud. Además, la normativa indica que luego de la muerte del empleador, aquellas personas destinadas por Ley para sucederlo, deben asumir el pasivo derivado del pago de los salarios y prestaciones sociales que estén en deuda.

En estas circunstancias se debe contemplar que en ocasiones, la muerte del empleador puede generar el cierre definitivo de una empresa. En este caso, los trabajadores tendrán derecho a una indemnización que corresponderá a un mes de salario.