Laboral

Protección al cesante voluntario

La ley 1429 de 2010 estableció un mecanismo de protección destinado a empleados públicos, privados, dependientes e independientes, y que coticen en las cajas de compensación familiar para el momento en que se queden sin empleo. Para el caso de los trabajadores que hayan cotizado al menos durante un año continuo o discontinuo en los últimos tres años, y para el caso de los trabajadores independientes que hayan cotizado por lo menos dos años continuos o discontinuos en los últimos tres años.

Todos los trabajadores podrán ahorrar un porcentaje de las cesantías que el empleador está obligado a consignar en febrero de cada año al fondo de cesantías, como mecanismo de protección al cesante. Quienes realicen este ahorro recibirán un beneficio proporcional cuando se encuentren desempleados, con cargo al Fondo de Solidaridad de Fomento al Empleo y Protección al Cesante (FOSFEC).

Dicha entidad es la encargada de recibir del fondo de cesantías el valor que el trabajador haya ahorrado para este mecanismo, y deberá entregarle sus ahorros dentro de los cinco días siguientes a la presentación de la solicitud hecha por el trabajador al fondo de cesantías.

Si el trabajador cesante suministra información falsa para obtener los beneficios previstos por la ley, deberá pagar una sanción correspondiente al 200% del valor del beneficio, sin perjuicio de las sanciones penales a que haya lugar.

Consulte la Ley 1429 de 2010

Comentarios

Economía y finanzas

Los bancos recuperaron el 75% de sus utilidades durante el 2018

Según el informe entregado por la Superintendencia Financiera, las entidades prestadoras de servicios financieros recuperaron sus utilidades con un 75% de ganancia.

Laboral

Mujeres colombianas educadas sin retribución justa

La Organización de las Naciones Unidas elaboró el informe: “El progreso de las mujeres en Colombia 2018: transformar la economía para realizar los derechos”.

Impuestos

Sanciones relacionadas con la contabilidad y de clausura del establecimiento

Las sanciones establecidas en los artículos 654 al 658-3 del Estatuto Tributario (E.T) hacen referencia al hecho ocurrido y no se causan por el mayor impuesto determinado o por la administración.