Economía y finanzas

Lo que no te dicen los bancos acerca de los costos de tus créditos

Se puede entender por costos ocultos aquellos gastos que no son productivos o exactamente necesarios en el funcionamiento de una empresa o para una persona, a veces suelen pasar por desapercibidos para los sistemas contables y administración financiera. Estos  son diversos y pueden afectar a todas las personas que no sepan de ellos y a las áreas de una compañía en caso de hablar de una empresa. Por otro lado tenemos los costos arbitrarios, los cuales se pueden definir como un sistema sin restricción o declaración alguna.

 

Frente a los costos ocultos y arbitrarios de los créditos bancarios es importante primero saber en qué tasa de interés se encuentran valorados los créditos ofrecidos por las entidades financieras. Es muy común que los bancos llamen a ofrecerte todo tipo de crédito y desconozcas cómo será el cobro del mismo. 

 

Aunque el Banco de la República disminuyó la tasa de interés durante 2017, esta baja no se ha visto considerada en la oferta que los bancos hacen al momento de establecer un crédito con los clientes.

 

En consecuencia de lo anterior,  es importante comprobar la tasa de interés de crédito de consumo  que difunde  la Superintendencia Financiera, para el mes de enero fue del 20,69% anual que equivale al 1,58% mensual. Por otra parte, la tasa de mora es del 31,04% anual, esto de acuerdo con una y media de las veces de la tasa ordinaria establecida que también equivale al 2,28% mensual.

 

Estar atentos a la cifras que conlleva el adquirir una deuda de manera idónea que sea acorde con lo que puedes pagar y que la tasa sea la adecuada, asimismo podrías resolver el cómo poder pagar y también como invertir este dinero para que no se vean afectadas tus finanzas a corto y largo plazo.

 

Ten en cuenta varias recomendaciones para no adquirir un valor adicional en el endeudamiento con créditos bancarios:

 

1. Es importante que preguntes si el estudio de crédito tiene algún costo o este se verá reflejado en el crédito al momento del desembolso.

 

2. Si consideras que es necesario contraer dicho crédito ten presente el contrato que te ofrece la entidad bancaria. El asesor comercial te propondrá alguna de las ofertas que manejan, pero cuidado, lee muy bien cómo se dará el pago, qué pasaría si incurres con una falta y que beneficio trae obtener este servicio financiero.

 

3. Muchos de los créditos bancarios traen consigo pólizas o seguros que no son informados al momento de pedir el dinero. Pregunta insistentemente sobre este punto y en caso de no requerirlo, pídele al asesor que no sea añadido ni cobrado en el futuro. En caso de que sea obligatorio adquirirlo, asegúrate de cuánto será el costo y que porcentaje maneja el banco.

 

4. Por último pero no menos importante, al momento del desembolso si tú deseas que sea consignado a una cuenta específica, corrobora  si tú debes asumir los costos de la transferencia y si se debe pagar aparte o se descontará del dinero liquidado.

 

Es común caer en errores financieros el afán de lograr la aprobación de un crédito, pero no olvides que todas las entidades bancarias y financieras están en la obligación de darte toda la información correspondiente.  Mantente atento a las actualizaciones en las tasas de interés y pide siempre al banco que genere contacto en caso de que algo se vea modificado.

Comentarios

Economía y finanzas

Los bancos recuperaron el 75% de sus utilidades durante el 2018

Según el informe entregado por la Superintendencia Financiera, las entidades prestadoras de servicios financieros recuperaron sus utilidades con un 75% de ganancia.

Laboral

Mujeres colombianas educadas sin retribución justa

La Organización de las Naciones Unidas elaboró el informe: “El progreso de las mujeres en Colombia 2018: transformar la economía para realizar los derechos”.

Impuestos

Sanciones relacionadas con la contabilidad y de clausura del establecimiento

Las sanciones establecidas en los artículos 654 al 658-3 del Estatuto Tributario (E.T) hacen referencia al hecho ocurrido y no se causan por el mayor impuesto determinado o por la administración.