blandos

La importancia de los créditos blandos en época de crisis

Normalmente son los Gobiernos quienes lanzan planes de rescate cuando se presentan situaciones que afectan a la sociedad. Sin embargo, las entidades financieras pueden aportar su grano de arena con distintas alternativas, entre ellas los créditos blandos.

Ante la situación de emergencia declarada por la propagación del Coronavirus COVID 19, los gobiernos del mundo encendieron las alarmas. Un dramático estancamiento de la economía se veía venir por el cierre temporal de empresas junto a una ola de despidos como consecuencia de la desaceleración económica. 

Junto a ello, una caída drástica en el consumo y en la capacidad de pago de deudas. Como si fuera poco, el colapso del sistema de salud por una emergencia sanitaria que desbordó las capacidades de las infraestructuras médicas más avanzadas. 

Hablamos de una catástrofe solo comparable con la Peste Negra e incluso la Segunda Guerra Mundial.

Te puede interesar:ANTE EMERGENCIA POR CORONAVIRUS, TRABAJADORES PODRÁN RETIRAR CESANTÍAS

Ante un panorama más recurrente entre las películas de ciencia ficción que de la vida moderna, las medidas de rescate no se hicieron esperar: 

  • El gobierno de Alemania gestionó un fondo de 822 mil millones de euros para garantizar la supervivencia de las empresas, por ende, el mantenimiento de empleos. 
  • El gobierno de Francia dispuso de una bolsa de 300 mil millones de euros los cuales seguirán el mismo plan de inversión del gobierno alemán. Igualmente, el país francófono suspendió los pagos de servicios públicos y de alquileres para aliviar las cargas de una ciudadanía confinada en sus hogares.
  • Recientemente el Senado de los Estados Unidos aprobó lo que ha sido su plan de rescate más importante de la historia moderna: 2 billones de dólares para contener la propagación de la enfermedad, inyectar recursos a las empresas y evitar la quiebra de las grandes empresas.
  • Por su parte, el gobierno de Colombia dispuso de 14,8 billones de pesos que serán destinados prioritariamente al apoyo de las familias vulnerables y con menos recursos. Además, la medida contempla la devolución del IVA y el congelamiento en las tarifas de servicios públicos para darle un respiro a quienes más lo necesitan. 

Sin embargo, las entidades financieras, quienes disponen de grandes cantidades de capital, resultan actores importantes en estas situaciones donde el manejo de recursos económicos resulta vital para la sociedad.

Es aquí donde entran en juego los créditos blandos. 

Son conocidos como créditos blandos los préstamos de dinero por parte de los bancos con condiciones bastante flexibles por el prestamista, las cuales están definidas principalmente en dos:

1.Tasas de interés

Los créditos blandos contemplan tasas de interés muy bajas, incluso por debajo de las del mercado, lo cual resulta de gran ayuda para el usuario del crédito.

2.Plazos de pago

De igual manera, los plazos ofrecidos por los créditos blandos son bastante flexibles, incluyendo periodos de gracia sin tener que ejecutar pagos. Así mismo, estos plazos son bastante más extensos que los de otros créditos del mercado.

Usualmente los créditos blandos tienen un interés social, más que de generar rentabilidad, por lo que son las entidades financieras públicas quienes los ofrecen, aunque un banco público puede estimular a uno privado a emitir este tipo de créditos.

Podemos considerar entonces que las líneas de crédito propuestas recientemente por el Ministerio de Comercio, Industria y Turismo, y canalizadas por Bancoldex en conjunto con Bancolombia y el Banco Agrario serían créditos blandos, ya que contemplan tasas de interés subsidiadas por el estado y con plazos de pago de hasta tres años.

Dichos créditos están dirigidos a emprendedores y a pequeñas empresas del agro para mitigar el impacto económico por el que atraviesa el país a causa de la propagación del COVID-19.

Así mismo, y en la medida que la situación evolucione, el Gobierno Nacional seguirá estableciendo medidas para darle un respiro económico a la nación, entre ellas la congelación de arrendamientos y el extinción del pago de los parafiscales. Para ello quedará atender a las resoluciones próximas a salir.