Contador público sí puede ser accionista de la misma organización
contador

Contador público sí puede ser accionista de la misma organización

Según la Superintendencia de Sociedades, no existe una inhabilidad legal que establezca que un contador público no pueda ser el accionista de la misma entidad. Esto también resulta aplicable al respecto del Representante Legal.

El Concepto 220-088599 del 2016 así lo señala: no existe alguna que prohíba que un asociado de una compañía, como sería el caso de una sociedad por acciones simplificada (SAS), sea nombrado contador de la misma.

Salvo que se establezca disposición estatutaria en contrario. En este caso, se deben revisar los estatutos sociales, pero en la mayoría de estos, no existen este tipo de prohibiciones.

Inhabilidad con los revisores fiscales

Cuando se trata de un accionista contador de una sociedad que aspira a ser el revisor fiscal de la misma, sí se presentaría una inhabilidad. Se encuentra en el numeral 1 del artículo 205 de la Legislación Mercantil, disposición de orden legal y no estatutaria.

En síntesis, los accionistas pueden llevar la contabilidad de su empresa y firmar balances como contador, pero no ejercer como revisor fiscal.

TE PUEDE INTERESAR: INHABILIDADES Y SANCIONES PARA EL CONTADOR PÚBLICO

Por otra parte, la mayoría de empresas SAS no tienen la obligación de contar con un revisor fiscal. En cuanto al representante legal, la Ley 1258 del 2008 establece que esta figura puede estar a cargo de una o varias personas.

Es posible que los accionistas puedan definir estatutariamente todo lo relacionado con el nombramiento, funciones, periodo, remuneración y causales de remoción de su propia empresa.

Por tanto, se puede presentar que los dos únicos accionistas de una sociedad puedan actuar como representante legal y el otro como contador respectivamente. A su vez, pueden suscribir los estados financieros de la sociedad sin que se presente inhabilidad alguna.

En el caso de un accionista único de una sociedad por acciones simplificada, puede ejercer como contador y/o representante legal, pero no ocupar las dos labores al mismo tiempo.