Le Contamos

Si sus empleados tienen estas características, considérese afortunado

Al entrevistar a los dueños y directores de pequeñas y medianas empresas se determinó que casi ninguno está completamente contento con el desempeño que tienen todos sus empleados.

Esto se debe a muchos factores que tienen que ver con los procesos de contratación, con los bajos salarios, pero sobre todo por la falta de compromiso de muchos empleados hacia su empresa y en relación con sus compañeros de trabajo.

Si la totalidad de sus empleados cumplen con las siguientes características debe considerarse afortunado, porque seguramente su empresa tendrá éxito a corto plazo.

Otras noticias: ¿Cómo retener el talento laboral en su empresa?

     1. Tratar a la empresa como si fuera propia

Muchos empleados quieren realizar su trabajo, sin preocuparse del todo por los resultados o las metas establecidas. Esto hace que no exista un objetivo claro, lo que puede afectar gravemente los procesos organizacionales en la compañía.

Por el contrario, hay empleados que asumen los éxitos y fracasos de la organización como propios, y esto genera un compromiso real en el empleador. Este compromiso siempre se ve representado en utilidades para la empresa.

     2. Respeto hacia el personal

Sin importar el cargo que tenga una persona en la organización, un buen empleado procura tratar de forma digna y amable a todos los demás miembros del cuerpo laboral. Cualquier falta de respeto por parte de un empleado denota un serio problema de comportamiento que puede desencadenar en situaciones más graves.

Un empleado atento y respetuoso con sus compañeros, jefes y demás personal hará más amena la convivencia del grupo, por lo que las personas se sentirán más cómodas y trabajarán mejor. Esto, a fin de cuentas, termina beneficiando a la empresa.

Le puede interesar: La importancia de la motivación en el trabajo

     3. Honestidad

Una de las situaciones que más molesta a los jefes es la deshonestidad por parte de sus empleados. Aceptar los errores para no volverlos a cometer es parte del crecimiento de profesional y empresarial.

Los empleados que informan honestamente sobre sus problemas, equivocaciones u omisiones en el trabajo, sin buscar trucos para salir bien librados, asumen su responsabilidad y seguramente corregirán rápidamente aquello que deben mejorar en sus procesos.

Estas personas son muy valiosas para la empresa porque personifican el valor de la honestidad. En medio del error se llega al aprendizaje, y por este camino deben conducirse las empresas hacia el éxito.

     4. Independencia

Un empleado que pueda desarrollar sus labores sin necesidad de que su jefe este siempre atento a sus funciones, se constituye como un activo muy valioso para la empresa.

Durante décadas, el sector empresarial colombiano ha evidenciado su inconformidad al tener que contratar personal para supervisar que los empleados cumplan con su trabajo. En no pocas ocasiones, esto genera reprocesos y sobrecostos innecesarios.

     5. Proactividad

Un empleado que va más allá de sus funciones siempre será un activo importante para la empresa. Este tipo de trabajadores son difíciles de encontrar, ya que en la actualidad impera la falta de compromiso entre muchas personas, que solamente quieren esforzarse al mínimo para cumplir sin ser despedidos.

     6. Asertividad

Sin importar su condición económica, social, intelectual o académica que tenga un trabajador, es importante que en los conflictos o problemas que puedan surgir, sepa expresar sus ideas dejando de lado emociones fuertes que pueden irrumpir negativamente en el clima laboral. La arrogancia es el principal adversario de la comunicación asertiva y no conducirá a los empleados ni a los empleadores por un buen camino organizacional.

     7. Anticipar los problemas

Muchas veces, un empleado que anticipa los problemas es etiquetado como pesimista. No obstante, en muchos casos las empresas terminan agradeciendo a estos trabajadores el que puedan prever diferentes situaciones importantes, ya que pueden evitar desde pequeños problemas hasta grandes catástrofes en las empresas.

     8. Facilitan el trabajo de sus superiores y compañeros de trabajo

Un empleado que ayuda a sus jefes y compañeros con cualquier inconveniente que surja, por simple que parezca, puede ayudar a ahorrar horas, incluso semanas de trabajo con una acción de pocos minutos. Estos empleados son vitales porque además de demostrar su generosidad, aceleran de forma exponencial los procesos organizacionales.

Otras noticias: Pymes, ¿es importante retroalimentar a sus empleados?

 

TAGS: Empleados, Talentos, Competencia, Laboral, Habilidades, Empresas

Comentarios

Economía y finanzas

La inteligencia artificial impulsa la economía de Colombia

En el supuesto de que Colombia tome la inteligencia artificial como alternativa económica, se tendría que construir un modelo de crecimiento similar al de países como México, Brasil, Argentina, Perú y Chile.

Impuestos

Bajo qué aspectos se debe presentar la Conciliación Fiscal

Las conciliaciones fiscales permiten consolidar los registros del libro contable con los cálculos realizados en la declaración de renta.

Economía y finanzas

Así van las promesas tributarias del Presidente Duque

Desde su carrera por la Presidencia, Iván Duque se destacó por ser el candidato del Centro Democrático y por ofrecer alternativas de trabajo formal y digno para todos los colombianos.