Contadores

El due diligence como herramienta para analizar el valor de una empresa

Se tiene por concepto de Valor de empresa como el cálculo económico en el que se refleja el valor del mercado de un negocio, es decir, el resultado de la suma del importe según sus acreedores y su patrimonio. Es importante conocer el valor de la empresa puesto que este es una métrica fundamental que se usa en la valoración del negocio, así también en los modelos financieros, contables y en los análisis de carteras.

 

En el caso hipotético de que un inversionista quiera pertenecer al negocio y convertirse en socio externo o hacer compra de la empresa, se deben tener en cuenta varios puntos clave de análisis de la empresa tanto internos como externos.

Te puede interesar: Todo lo que debes saber acerca del concepto del escepticismo profesional

 

Para llevar a cabo la adquisición de acciones o la compra total del negocio es importante saber que la persona interesada deberá elaborar una ‘Carta de intención’ la cual tiene como fin, negociar y hacer un acercamiento a las directivas y administradores de la empresa en cuestión. Además, esto demuestra un interés real de los inversionistas.

 

Dicha carta deberá pedir a los miembros de la empresa a que especifique los siguientes temas:

  1. Normas  de la operación de compra de la empresa.
  2. Obligación del vendedor para facilitar el acceso a la información necesaria para llevarla a cabo en un periodo determinado.
  3. Compromiso de confidencialidad del comprador sobre la información que reciba, así como en la negociación.
  4. Acuerdo de no venta a terceros por parte del vendedor durante el proceso.

 

De esta manera, el o los inversionistas querrán conocer el funcionamiento interno de la empresa, pero por aparte, deberán hacer una evaluación y valoración de la empresa con la finalidad de comprender los aspectos financieros y de posicionamiento frente al mercado comercial.

 

Lo importante de este proceso es contar con una persona que comprenda el análisis hecho a la empresa, por ello es necesario hacer uso del due diligencie el cual está basado en la aplicación de procedimientos de auditoría. Teniendo en cuenta lo anterior, existen diversas maneras de realizar el diagnóstico:

 

Informe detallado con puntos específicos como: en qué punto de crecimiento se encuentra la compañía, cual su valor en el mercado, que competencia tiene y cuál es su posición frente a esta, cuál es su plan de desarrollo a corto, mediano y largo plazo, que capacidad de monetización tiene y con cuales cuenta, con que proveedores cuentan, así también conocer que recursos humanos tienen y la calidad del profesionalismo, su estructura organizacional, el valor del patrimonio y por último, qué procesos judiciales tiene o ha tenido.

 

A lo que concierne como aspectos externos, se debe tener en cuenta en qué índice se encuentra la economía del país, también los impuestos que acarrean la posesión del negocio y demás. Todo lo anterior podrá definir si es viable la compra de la empresa y cuáles podrían ser sus pérdidas y ganancias.

 

Finalmente, tanto el inversionista como los miembros directivos de la empresa deberán dialogar acerca de lo que encontraron y asimismo concluir   los puntos de vista de los asesores sobre la transacción de compraventa según los temas estudiados, también como las garantías adicionales que estos consideran deberían solicitarse.

 

Comentarios

Economía y finanzas

Qué le espera a Colombia en los próximos cuatro años en materia Económica

Nuestra especialista en Economía y Finanzas Personales Laura Fernanda Correa Acosta, atribuyó su opinión en la cadena radial RCN. El motivo de esta charla se centró en un pequeño análisis de los retos económicos del recién presidente electo Iván Duque Márquez

Laboral

Trabajos que son dañinos para la salud

Aquí están los trabajos que tienen el mayor potencial de dañar tu salud.

Contadores

MinHacienda reglamenta sistemas de facturación

El Ministerio de Hacienda y Crédito Público dio a conocer un Proyecto de Decreto: “Por el cual se modifica y adiciona el Decreto 1625 de 2016 Único Reglamentario en Materia Tributaria”.