Impuestos

Efectos fiscales de pagos en efectivo, a partir de 2018

La bancarización se define como la prohibición o el rechazo parcial o total de pagos en efectivo para efectos fiscales, que tiene como fin último que los contribuyentes dejen de realizar pagos en efectivo y aumente la práctica de transacciones bancarias. Mediante los sistemas electrónicos de pago la Unidad Administrativa podrá tener un mayor control fiscal.

A partir del año 2018, los pasivos en efectivo se limitarán en su mayoría, con el fin de que los contribuyentes empleen los mecanismos financieros como medios de pago. Hasta el 31 de diciembre del 2017 solamente, se reconocerán fiscalmente el 100% de los pagos en efectivos de los contribuyentes, para ser contemplados como costos, deducciones, pasivos o impuestos descontables.

Le puede interesar: Contraloría General crea Premio Alfonso Palacio Rudas para control fiscal participativo

Anteriormente, se esperaba que esta norma –que se encuentra establecida en el artículo 26 de la Ley 1430 de 2010– empezara a regir a partir del 2014, pero luego fue postergada para el año 2019, por la Ley 1739 de 2014. Ahora, mediante el artículo 307 de la ley 1916 de 2017, la regulación se anticipa para el año 2018.

Este procedimiento, que entrará en vigencia a partir del próximo año, aplica para las personas jurídicas y para las personas naturales. De ahora en adelante, será necesario tener un control mayor sobre los movimientos que se realizan en efectivo, ya que si se exceden ciertos topes, estos podrán ser considerados no deducibles del impuesto de renta.

Le puede interesar: Consejo Técnico de la Contaduría Pública emite concepto sobre políticas contables

Es importante que las empresas se vayan acostumbrando a la bancarización. Con esto, se disminuirán efectos negativos en los procesos administrativos y organizacionales y, sobre todo, se evitará exceder las tarifas permitidas por la Unidad Administrativa. Solo así, los contribuyentes se librarán de problemas legales. Con todo, se recomienda usar el dinero en efectivo, solamente para pagos menores.

En conclusión, para efectos del impuesto de renta en el 2018, independientemente del número de pagos en efectivo que se realicen durante el año, se tomará el menor valor entre el 85% de lo pagado (100.000 UVT) y el 50% de los costos y deducciones totales.

Este porcentaje disminuirá gradual y significativamente durante los años 2019, 2020 y 2021.

Le puede interesar: ¿Qué contribuyentes NO están obligados a presentar Declaración de Impuesto sobre la Renta?

1. En el año 2018, el menor valor entre:
a. El ochenta y cinco por ciento (85%) de lo pagado, que en todo caso no podrá superar de cien mil (100.000) UVT, y
b. El cincuenta por ciento (50%) de los costos y deducciones totales.

2. En el año 2019, el menor valor entre:
a. El setenta por ciento (70%) de lo pagado, que en todo caso no podrá superar de ochenta mil (80.000) UVT, y
b. El cuarenta y cinco por ciento (45%) de los costos y deducciones totales.

3. En el año 2020, el menor valor entre:
a. El cincuenta y cinco por ciento (55%) de lo pagado, que en todo caso no podrá superar de sesenta mil (60.000) UVT, y
b. El cuarenta por ciento (40%) de los costos y deducciones totales.

4. A partir del año 2021, el menor valor entre:
a. El cuarenta por ciento (40%) de lo pagado, que en todo caso no podrá superar de cuarenta mil (40.000) UVT, y
b. El treinta y cinco por ciento (35%) de los costos y deducciones totales.

De otra parte, la totalidad de los pagos en efectivo que realicen los contribuyentes durante los años 2014, 2015, 2016 y 2017 tendrán reconocimiento fiscal como costos, deducciones, pasivos, o impuestos descontables, en la declaración de renta correspondiente a dicho período gravable; siempre y cuando cumplan con los demás requisitos establecidos en las normas vigentes.

Otras noticias: A partir del 2019 grandes contribuyentes deberán emitir factura electrónica

 

TAGS: Bancarización, Contadores, Contaduría, Contribuyentes, Unidad Administrativa, Impuestos

Laboral

Aspectos a tener en cuenta de los intereses a las cesantías

Hasta el 31 de enero los empleadores tienen plazo para realizar el pago de los intereses de las cesantías, estos se calculan con una tasa del 12%

Laboral

Trabajadores, Laboral, Norma, Trabajo

Seguridad laboral: Acciones para prevenir los golpes por y contra objetos

La mayoría de accidentes en las oficinas ocurren por objetos dejados en fuera de lugar, por lo tanto es importante tener en cuenta las siguientes recomendaciones

Economía y finanzas

¿Cuáles son las consecuencias de la caída del dólar a comienzos del 2018?

Los ataques del ELN y los problemas internos de Ecopetrol, han sido responsables de la caída en las acciones de la empresa. No obstante, las cifras de la compañía son robustas y las perspectivas del 2018 son positivas, por lo que se espera que los comportamientos mejoren en los siguientes meses.